Seguridad

Cinco ciberfraudes muy navideños (y cómo protegerse de ellos)

Cinco ciberfraudes muy navideños (y cómo protegerse de ellos)
Escrito por Redacción TICbeat

La Navidad y su antesala son días de mucho movimiento no solo en el comercio tradicional, sino también, y cada vez más, en las tiendas online. Por si eso no fuera lo bastante provechoso para los ciberdelincuentes, quien más y quien menos anda con el corazón más blandito que de costumbre y se convierte en un blanco fácil para los fraudes electrónicos.

La Asociación Española de Empresas Contra el Fraude (AEECF) ha elaborado una lista con las cinco ciberestafas más frecuentes en Navidad, así como con consejos que ayuden a los internautas a prevenirlos.

  1. Cuidado con las compras online. Empezamos la lista con un clásico: los cebos en los que un comprador online puede caer, destinando su transacción a un ciberdelincuente o entidad fraudulenta en lugar de a una tienda de confianza. Desde la asociación recomiendan que siempre acudamos a tiendas en las que hayamos comprado o de las que tengamos referencias fiables, así como comprobar los términos del servicio (seguros, garantía, política de devoluciones) antes de hacer clic en confirmar la compra.
  2. Felicitaciones navideñas fraudulentas. Los canales de comunicación online se convirtieron hace tiempo en una forma de agilizar (y a veces masificar) el envío de buenos deseos por estas fechas. Pese a la irrupción de aplicaciones como WhatsApp, muchos se mantienen fieles al correo electrónico, pero hay que tener precauciones, sobre todo, dicen en la AEECF, con las felicitaciones que recibimos en nuestra bandeja de entrada. Algunas pueden tener “virus que se instalan en el dispositivo para robar datos personales, información financiera y contraseñas sin dejar un rastro de fácil detección”, aseguran. Para prevenir, lo mejor es no abrir y eliminar las felicitaciones que vengan de destinatarios desconocidos o anónimos, así como desconfiar de enlaces y descargas en felicitaciones que no sean de confianza.
  3. Falsas donaciones de caridad. Lo decíamos antes: los buenos deseos también pueden ser un blanco para la ciberdelincuencia. Las Navidades suelen ser escenario de campañas de solidaridad, y no es raro que bajo este paraguas se cuelen campañas de phishing que intentan robar el dinero o los datos de los usuarios usando el nombre de organizaciones conocidas. Desde AEECF recomiendan no transferir dinero a entidades que no conozcamos o que no parezcan fiables, así como evitar clicar los enlaces de correos electrónicos de este tipo. Lo mejor para hacer una aportación online es acudir siempre a la página web oficial de la organización con la que se quiera colaborar.
  4. Estafas en redes sociales. La ingeniería social sigue siendo, la mayoría de las veces, una de las “vías de contagio” preferidas por los ciberdelincuentes, por la sencilla razón de que los internautas siguen siendo, por su buena fe y credulidad, el eslabón más débil de la cadena de la ciberseguridad. Perfiles o anuncios falsos en redes sociales que enlazan con webs de estafas siguen robando datos personales. Para protegerse hay que analizar los complementos y apps que instalemos a través de nuestros perfiles sociales, asegurándonos de que son fiables, y controlar qué información hacemos pública y cuál es la configuración de nuestra privacidad en este tipo de plataforma.
  5. Malware móvil. Felicitaciones navideñas, mensajes de whatsapp, aplicaciones maliciosas… todas pueden ser la puerta de acceso del malware y los virus en nuestro móvil, y a todas las une un propósito: robar nuestros datos. lo mejor es descargar las apps siempre desde tiendas oficiales y evitar memorizar contraseñas y claves de seguridad de nuestra información personal en los móviles.

Foto cc: Sarah_Ackerman

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.