Seguridad

Cinco ciberestafas con las que te puedes encontrar en las redes sociales

La increíble persistencia del phishing - Estudio
Escrito por Redacción TICbeat

El INCIBE elabora una lista con varios tipos de fraude recurrente en plataformas sociales y mensajes de correo electrónico y consejos para evitarlos.

Nos lo dijo Deepak Daswani, security evangelist del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), en una entrevista: la ingeniería social es y seguirá siendo una de las tácticas más efectivas de ciberataque, porque las personas somos los eslabones más débiles de la cadena.

Las redes sociales y el correo electrónico seguirán siendo, por tanto, escenario de ataques y fraudes, como el que estos días ha conseguido que tantos usuarios de Facebook picasen con la esperanza de ganar un viaje en crucero. Precisamente desde el INCIBE han elaborado una lista con algunas de las ciberestafas más recurrentes en estas plataformas y algunas pistas para protegernos de ellas.

Ofertas de empleo falsas. Desde el INCIBE recuerdan que los ciberdelincuentes son plenamente conscientes de que el paro es una de las preocupaciones que más angustian a los españoles, exponiéndolos a “estar dispuestos a cualquier cosa con tal de obtener unos ingresos”. Por ello, recomiendan no descargar ni ejecutar archivos adjuntos que no esperemos por email, ni siquiera cuando acompañan a una supuesta oferta de empleo, informarnos sobre quienes nos la ofrecen antes de responder y en ningún caso responder a peticiones de dinero en procesos de selección. Si el trabajo ofertado es “demasiado bueno para ser verdad”, subrayan, “probablemente no sea verdad, solo quieren nuestros datos personales”.

Venta de artículos inexistentes. El Instituto advierte de la proliferación de páginas que supuestamente venden artículos de moda pero que en realidad son una estafa, en la que los vendedores suelen cobrar más del precio indicado y pocas veces envían el pedido. Por ello, recomiendan extremar la precaución ante los chollazos, por tentadores que sean, buscar tiendas online con las que sea fácil contactar física o telefónicamente y desconfiar de las webs que no funcionan con el protocolo HTTPS. Asimismo, las ofertas de venta y compra de artículos de segunda mano también son susceptibles de ocultar estafas. En este caso, advierten los expertos del INCIBE, descubrir a un estafador puede resultar más complicado, pues suelen contar con pretextos más convincentes. Aun así, existen algunos trucos, como buscar la comunicación y el envío de fotos por teléfono, que pueden evitar sorpresas desagradables. Al mismo tiempo, quienes venden objetos de esta forma también pueden ser vulnerables a intentos de estafa por supuestos compradores, por lo que es recomendable usar métodos de pago que garanticen que el proceso de compra está en nuestras manos, y no en las del comprador.

Estafa en los alquileres de los apartamentos. Parece que los ciberdelincuentes también han visto en el mercado inmobiliario online un filón para sacar dinero a los usuarios de forma relativamente sencilla. El método suele consistir en la creación de anuncios en distintos sitios web que publicitan falsos alquileres, de manera que desde el INCIBE aconsejan desconfiar de arrendadores que no se identifican claramente y no facilitan documentación, de quienes solicitan dinero por adelantado y de los que suelen poner como excusa para usar a un intermediario que no se encuentran en España.

Falsos prestamistas. ¿Una persona, de forma desinteresada, presta grandes cantidades a muy bajo interés a quien lo necesite, sin exigir ningún requisito? Desde el Instituto advierten de que, por desgracia, puede ser un montaje para acabar sacando dinero a los que no lo tienen. Si la cantidad prestada puede ser muy elevada, se pide dinero por anticipado en concepto de gastos de gestión o préstamo, el interés es muy bajo y no se necesita presentar documentación, lo más probable es que se trate de un fraude. Si, además, el prestamista se encuentra en el extranjero, es mejor cancelar el proceso.

Engaños en supuestas relaciones amorosas online. En INCIBE no se olvidan tampoco de esta forma de ciberfraude, probablemente la más dolorosa, y recomiendan precaución, en especial a los internautas varones, con esas mujeres de gran atractivo que sin apenas hablar su idioma se enamoran locamente de ellos por Internet y les piden dinero para un billete de avión que les permita reunirse con ellos, para los trámites del visado o porque se encuentran enfermas. A veces, aseguran sus expertos de seguridad, no hay ni chica, otras sí la hay, pero lo único que busca es beneficio económico.

Foto cc: Derek Gavey

 

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.