Seguridad

La biometría, solución para terminar con las contraseñas

La biometría propone soluciones alternativas a las contraseñas para el Internet de las Cosas

Ante debilidad y los problemas de seguridad que implican en muchas ocasiones las contraseñas, la era del Internet de las Cosas propone diversas alternativas de autenticación, basadas en el uso de la biometría.

Los expertos en ciberseguridad y los internautas coinciden es preciso reemplazar las contraseñas elaboradas a partir de complejas cadenas de letras y números. La necesidad de encontrar una alternativa se acelera con el auge los teléfonos inteligentes y del Internet de las Cosas, que ha creado objetos que no se pueden controlar con una contraseña.

Consejos de seguridad sobre el Internet de las Cosas

Algunas start up están intentando encontrar tecnologías biométricas alternativas basadas en la autenticación corporal, valiéndose de la voz, la huella dactilar, el iris o las vibraciones del cráneo, para identificar a los usuarios de un modo instantáneo y totalmente seguro.

Soluciones de biometría para la seguridad

Pindrop, una empresa de ciberseguridad respaldada por Google Capital, ha generado un nuevo negocio de análisis de voz para evitar el fraude telefónico, con el que se monitorizan los 360 millones de llamadas que se realizan cada año a bancos, aseguradoras y vendedores.

Pindrop emplea hasta 147 funciones distintas para crear un perfil de la voz del usuario, así como del dispositivo y del lugar desde el que está llamando, con el fin de hacer sonar la alarma en caso de que la persona que llame pueda no ser quien dice.

Actialmente, la compañía está desarrollando su tecnología para trabajar en dispositivos que se activan con la voz, como el Echo de Amazon y el Home de Google. Las empresas precisarán un modo seguro de autenticación para que los usuarios usen estas plataformas informáticas sin problemas.

El Internet de las cosas le ganará la partida a los smartphones en 2018

Un equipo de investigadores alemanes se está centrando en el reto de los dispositivos que se llevan en la cabeza, como las Google Glass. El mes pasado, Stefan Schneegass, de la Universidad de Stuttgart, presentó el Skull conduct, un método para identificar a un usuario gracias a la forma en que el sonido viaja a través de su cráneo.

La alternativa y los retos del reconocimiento facial

Por su parte, Cognitec, una empresa alemana de reconocimiento facial, señala que el mayor reto para su tecnología de escaneado facial es cerciorarse de que lo que hay delante de la cámara es una persona.

Otras como la israelí Biocatch emplean la biometría basada en el comportamiento natural del usuario. “Con los dispositivos móviles es fácil imitar a alguien, hacerle una foto o un vídeo y ponerlo delante de la cámara”, apunta Elke Oberg, director de Márketing de la compañía. “Sé que muchas empresas están trabajando en gestos especiales de la cara: girarla, parpadear o guiñar un ojo.”

Los mejores gestores de contraseñas

Esta empresa ha hecho del cursor una nueva forma de identificar a los usuarios de la banca online, ya que ha descubierto que la manera en la que las personas utilizan el ratón o el dedo en las pantallas táctiles es un rasgo tan único como sus huellas dactilares o sus iris.

Esta tecnología biométrica de comportamiento tarda solo diez minutos en aprender los patrones de navegación por Internet de un usuario, de forma que pueda advertir a una entidad bancaria cuando parezca que un ciberdelicuente o un software malicioso está intentado a acceder a una cuenta de usuario.

La compañía colabora de forma conjunta con Early Warning, una sociedad de gestión de riesgos que está gobernada por los siete mayores bancos de EEUU, con el objetivo de proteger a 33 millones de usuarios online que realizan 1.000 transacciones al mes.

Vía | Expansión

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • Victor

    La vulnerabilidad de las contraseñas en empresas es una de las principales amenazas con la que se encuentran los directores de tecnología en particular o responsables de seguridad informática en general, sobre todo cuando las empresas tienen más de 10 empleados.
    Por otra parte, la sola gestión de las mismas, tanto cuando se da de alta un nuevo empleado, como cuando hay que agregarle acceso a nuevas plataformas e incluso, cuando hay que darle de baja, es una de las tareas que más tiempo consumen y sin una herramienta de gestión adecuada, se vuelve una pesadilla.
    LastPass, además de sus versiones gratuitas y premiun para usuarios particulares, cuenta con una solución Enterprise que en forma rápida, eficiente y económica da solución a todos estos problemas.
    Os recomiendo probar de forma gratuita y sin ningún compromiso la solución Enterprise y así poder valorar sus beneficios y funcionalidades. http://bit.ly/LastPassenterprise_Trial