Seguridad

El Big Data, gran aliado de la ciberseguridad del futuro

Big Data y ciberseguridad en el futuro

Hablamos de la vinculación entre Big Data y ciberseguridad que se estrechará todavía más de cara al futuro y a la progresiva digitalización del mundo.

El Big Data es fundamental para el crecimiento de las empresas, la mejora de los servicios para los usuarios o la optimización de los departamentos de Recursos Humanos. También lo será para la ciberseguridad, un área cada vez más peliaguda y vinculada a un futuro interconectado y surcado de amenazas diversas.

En la actualidad, los expertos en ciencia de datos y los entusiastas del Big Data se encuentran desarrollando soluciones para estar preparados frente a una realidad ligada a la web y marcada por peligros digitales multiplicados de forma exponencial ante las smart cities, los coches inteligentes y los hogares conectados.

5 cosas que podemos esperar del Big Data en 2017

Según señala IDC en su informe ‘Big Data y Analítica Predictiva: Sobre la Línea de la Ciberseguridad’, elaborado en 2015 para SAS, el número de ciberataques aumenta, los tipos de actores de amenazas se han uncrementado, y las vías de ataque han crecido y se han diversificado en sofisticadas amenazas como el ransomware, ataques internos y a infraestructuras críticas, fraude y toda clase de delitos informáticos.

El Big Data y algunas de las técnicas empleadas para aprovechar esta información en bruto, como la minería de datos, nos ayudan a hacernos una idea del futuro de la seguridad cibernética y cómo esta estará ligada al Internet de las Cosas –que ya será protagonista en 2017– y al análisis inteligente de los grandes volúmenes de información para enfrentarnos a los potenciales problemas que amenazarán la seguridad digital en el futuro más inmediato.

Algunas de las aplicaciones de Big Data y ciberseguridad en el futuro cercano

Según CIO, estas son algunas de las alianzas fundamentales entre Big Data y ciberseguridad. 

Precursores para el futuro

El Big Data nos aporta una visión privilegiada de la situación actual, detectando tendencias y fenómenos sociales a partir de los datos masivos recogidos de grandes plataformas como las redes. Por ejemplo, será cada vez más importante en el espectro político, para detectar opiniones, conocer movimientos sociales y preparar campañas digitales. 

En términos de ciberseguridad, el Big Data servirá como herramienta de pronóstico, ya que a que pesar de que las infracciones de seguridad parecen aleatorias y espontáneas, además de constantemente renovadas, analizando los datos producidos por estas plataformas, podremos estar un paso por delante de la curva en términos de preparación e implementación de software de seguridad que protege los datos personales del usuario.

Monitorización en tiempo real de sistemas seguros

Otro beneficio que el Big Data proporciona en el ámbito de la ciberseguridad es la capacidad de monitorizar y rastrear sistemas, normalmente contenidos dentro de la nube, para detectar irregularidades y posibles brechas. La Administración de Información y Eventos de Seguridad en Nube (CSIEM) permite a los usuarios transmitir y almacenar con seguridad su información y archivos privados sin temor a ser víctimas de un ataque cibernético.

La forma en que estos sistemas funcionan es mediante la implementación de una serie compleja de impresiones dentro de un archivo que puede ser monitorizado en tiempo real a fin de proteger a los usuarios y a sus datos. Por ejemplo, los profesionales de la ciberseguridad de Blue Coat Systems o Symantec emplean esta táctica como el Gold Standard en términos de protección contra ataques externos.

También se vincularán el Big Data y la biometría. Sin ir más lejos, se podrán monitorizar y analizar las huellas dactilares para preservar nuestra seguridad y la integridad de nuestra identidad durante momentos clave. Podremos acceder a descripciónes detalladas mediante de archivos de registro, que se podrán emplear para autenticar la validez de ciertos eventos e identificar áreas de interés ante violaciones de seguridad cibernética.

Seguridad y apoyo para las masas

El BIg Data mantendrá a la sociedad más segura en un mundo de cada vez mayor de complejidad y tecnicismo. Se precisarán más profesionales especializados en la seguridad ligada al ámbito digital, que ofrezcan soluciones automatizadas para que las personas puedan proteger todos sus datos.

El Big Data tendrá aplicaciones para la prevención y solución de catástrofes, el reparto alimentario, la ayuda humanitaria, la investigación científica, la medicina, la gestión de tareas, los flujos de trabajo, las interacciones sociales o las operaciones internas de las compañías, garantizando la seguridad y el análisis exhaustivo de los volúmenes masivos de datos.

Vía | CIO

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.