Seguridad

La banca gasta en seguridad TI hasta 3 veces más que las empresas no financieras

La banca minorista gasta el triple que otras empresas en seguridad TI

Las entidades bancarias invierten el triple en seguridad TI que las corporaciones no financieras, puesto que el servicio que brindan demanda cada vez más gasto para garantizar la ausencia de ciberataques y conservar la privacidad de los clientes.

La seguridad se trata de un factor clave en la revolución digital de la banca, ya que es fundamental para gestionar de forma adecuada los datos de los clientes y evitar la proliferación de ciberamenazas. Es por ello que los bancos gastan hasta tres veces más en seguridad TI que las organizaciones no financieras, tal y como se desprende de un reciente estudio elaborado por Kaspersky Lab y B2B International.

Las instituciones financieras sufren presión para incrementar su seguridad, especialmente al raíz del surgimiento de tendencias como la banca móvil y los pagos digitales, cuya adopción precisa estar avalada por potentes infraestructuras de TI ante los crecientes riesgos de ataques cibernéticos. El año pasado terminó con unos 1.200 usuarios de banca móvil, cifra que dibuja un panorama repleto de desafíos en el que las fintech tienen mucho que decir y la inversión en seguridad es una exigencia cada vez más alta.

Earth 2050, la web para anticiparse a los cambios tecnológicos del futuro

Kaspersky destaca en su análisis que dos tercios de los bancos tiene previsto invertir en la mejora de la seguridad sin considerar el retorno de la inversión económica. Como decimos, el gran peligro que preocupa a entidades bancarias y financieras es el incremento del uso móvil, que se ha triplicado en Europa. De hecho, casi la mitad (42 %) de esta clase de instituciones cree que la mayoría de sus clientes hará uso de la banca móvil en los próximos tres años.

Los bancos hastan tres veces más en seguridad TI que las instituciones no financieras

Por otra parte, esta clase de empresas opina que los usuarios no toman precauciones en torno a su seguridad y privacidad de los datos online o a la hora de realizar pagos móviles. El estudio destaca que hasta un 46 % de los bancos indica que los clientes que se relacionan con sus sistemas suelen ser objetivo de ataques de phishing y 7 de cada 10 apunta hacia los incidentes de fraude financiero y pérdidas monetarias.

Por tanto, hoy en día las prioridades en materia de seguridad de estas empresas atañen a la mejora y refuerzo de aplicaciones y sitios web y la implementación de sistemas complejos de verificación. En cuanto a la peligrosa amenaza del malware para cajeros automáticos -peligro que subió un 20 % en 2016-, los bancos no parecen demasiado preocupados en este asunto, ya que ni siquiera 2 de cada 10 hablaron de esta creciente ciberamenaza que podría poner en riesgo sus infraestructuras. n

Vía | Kaspersky

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.