Seguridad

Backup: cuáles son los tipos de copia de seguridad que existen y cómo usarlos

Día de la Copia de Seguridad: firmas del sector abogan por un cambio de enfoque

Ni todos los backups son iguales ni todas las copias de seguridad sirven para lo mismo. Conocer las diferencias entre cada modelo es fundamental para garantizar la seguridad máxima de la información de nuestra empresa.

Los datos son el nuevo petróleo. ¿Cuántas veces han oído esta expresión en el último mes? Seguro que más de las que pueden siquiera recordar y, aunque muchos expertos comienzan a cuestionar esta premisa (poniendo por delante el uso de la información y no su mera existencia o la confianza inherente a su explotación), lo cierto es que algo de razón no falta en esta afirmación.

Los datos en formato digital se han convertido en un elemento indispensable en muchas organizaciones, desde información personal de clientes y partners hasta procesos documentales básicos (como facturas, contratos, etc.). Todo hoy en día consiste en archivos informáticos, rápidos de editar, sencillos de compartir y eficientes de almacenar. Pero ello nos arroja una inquietante duda: ¿Qué ocurre cuando perdemos esos datos?

Las 8 peores excusas para no tener un backup de nuestros datos (Infografía)

Ahí es cuando comienza a cundir el pánico en la sala, cuando los analistas comienzan a hacer cálculos de las pérdidas potenciales y los abogados comienzan a prepararse para potenciales demandas por el incidente. Y, mientras, los informáticos suelen estar tranquilos, porque cuentan con un arma secreta: el backup.

Hablamos de copias de seguridad, réplicas de los archivos o sistemas de la empresa en un momento dado, y que pueden ser recuperados cuando los documentos originales se ven afectados por una caída del entorno informático, un ciberataque en el que se encripte dicha documentación a cambio de un rescate o un hackeo interno de un empleado descontento.

Eso sí, no todos los backups son iguales ni todas esas copias de seguridad sirven para lo mismo. Conocer las diferencias entre cada modelo es fundamental para garantizar la seguridad máxima de la información de nuestra empresa.

Backup granular/de carpeta

El funcionamiento básico de restaurar una copia de seguridad de categoría empresarial consiste en crear una nueva máquina virtual (si es virtual) y luego restaurar los archivos y carpetas después de haber reconstruido el sistema operativo base (ya sea desde un medio físico o una imagen del sistema). Si se toma como punto de partida este enfoque, es probable que hagamos una copia de seguridad de los datos del usuario y nada más.

Backup: 5 recomendaciones sobre gestión de datos

Pero si examinamos otro escenario donde se ha producido la pérdida total de un servidor de aplicaciones, esta aproximación se constata como más engorrosa y posiblemente lleve más tiempo hasta lograr reestablecer los sistemas. Por este motivo, muchos apuestan por enfoques más amplios que contemplen también esta capa.

Copia de seguridad basada en imágenes

En tales casos, se puede adoptar un enfoque alternativo que implique el uso de copias de imágenes de los dispositivos, lo que facilita recuperaciones más rápidas del sistema. La recuperación es más rápida porque todos los datos requeridos están contenidos en la imagen, que puede “activarse” cuando y donde sea necesario. Dependiendo de si el dispositivo es físico o virtual, es posible que vea esta aproximación se denomine Bare Metal Recovery (BMR, para recuperación física) o Virtual Disaster Recovery (VDR, para recuperación virtualizada).

Copia a nivel de aplicación

Además de la copia de seguridad de archivos y carpetas y la copia de seguridad basada en imágenes para sistemas completos, también debemos considerar la copia de seguridad a nivel de aplicación para apps críticas, ya que nos brindará la posibilidad de realizar una recuperación puntual de la herramienta deseada. Muchas tecnologías de respaldo, explican en ITProPortal, cuentan con “complementos” que habilitan de manera efectiva la copia de seguridad nativa para aplicaciones específicas como Microsoft SQL, Exchange o Sharepoint.

Soluciones de respaldo tradicionales

Tradicionalmente,se realiza una serie de copias de seguridad incrementales diarias junto a copias de seguridad completas semanales. Sin embargo, los expertos alertan de dos grandes inconvenientes de esta teoría. En primer lugar, tiende a ser ineficiente en términos de uso de almacenamiento, independientemente del objetivo de almacenamiento utilizado, ya que los datos semanales se duplican por definición. En segundo lugar, hace que las recuperaciones de puntos en el tiempo sean más engorrosas ya que los cambios deben avanzar o retroceder al punto apropiado en el tiempo.

Copias de seguridad moderna

Las soluciones de copia de seguridad modernas que se han diseñado específicamente teniendo en cuenta la nube, con lo que a menudo permiten realizar copias de seguridad y restauración “delta” a nivel de bloque. Estas tecnologías también cuentan con capacidades de compresión y deduplicación, lo que minimiza la cantidad de datos que se deben enviar a la ubicación de destino de la copia, lo que a la larga ahorra ancho de banda, tiempo y dinero.

Además, la copia de seguridad basada en delta ofrece un mayor rendimiento que los enfoques tradicionales. En comparación con ellos, es extremadamente rápida ya que los cambios se rastrean dentro de un diario y si los datos no han cambiado, no es necesario incluirlos como parte de la siguiente copia de seguridad. 

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.