Seguridad

Así es como consiguen los spammers tu correo electrónico

spam

De una manera u otra el spam siempre parece acabar llegando a nuestra bandeja de entrada, por muy poco que usemos la cuenta y por mucho cuidado que tengamos. ¿De dónde sacan los spammers nuestro correo electrónico? ¿Hay alguna manera de proteger nuestro email?

El spam en el correo electrónico es un mal común: en la mayoría de las bandejas de entrada, ya sean Gmail u Outlook, hay correo no deseado. Y es que, los spammers son expertos en encontrarnos.

Saber cómo consiguen los spammers nuestro correo electrónico es útil para protegernos de los mismos. Eso sí, en ocasiones no depende de nosotros y nuestra forma de navegar, por lo que es difícil bloquear todos esos molestos correos por completo.

Cómo bloquear el spam telefónico en tu smartphone

Veamos cuáles son las técnicas que usan los spammers para hacerse con nuestra cuenta de email, y que es lo que podemos hacer al respecto:

  • Rastreando correos en sitios públicos: Cuidado con donde revelas tu email. Los spammers a veces rastrean comentarios o publicaciones que mencionan una cuenta de correo electrónico y los recopilan.
  • A través de links y fotos: Cuando nos llega correo no deseado muchas veces pulsamos en algún link para dar de baja la suscripción por ejemplo; esto está bien cuando es una compañía de confianza, pero si el correo tiene un aspecto sospechoso es importante que no accedas a ningún enlace. Lo único que provocará es que la empresa anote que tu cuenta de correo está activo y cada vez te llegará más spam. Lo mismo ocurre con las fotos: cargar imagen equivale a cargar más spam.
  • Comprando listas de correos: La gente trapichea con los datos personales de otras personas. Los spammers a veces compran listas de correos electrónicos y se ahorran todo el esfuerzo; incluso a veces intercambian la información entre sí.
  • Fuga de datos: Muchas grandes empresas han sido víctimas de fugas de datos, desde Adobe y LinkedIn hasta Yahoo y Sony. Los spammers obtienen acceso a la cuenta de los clientes, sus nombres y su correo electrónico, datos que incluyen en una lista para enviar todo ese correo no deseado. Este método es el más común y está desplazando bastante el resto, que ya ocurren con menor frecuencia. No hay mucho que puedas hacer para protegerte además de escoger una buena contraseña y procurar no usar la misma para varias cuentas de email. También puedes averiguar si han robado tu cuenta de correo siguiendo estos pasos.

Vía | How to Geek

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.