Seguridad

Así ayuda el Big Data a la policía y fuerzas de seguridad

Como-ayuda-Big-Data-a-la-policia-y-fuerzas-de-seguridad
Escrito por Lara Olmo

Solemos vincular el Big Data a un uso comercial y marketiniano, pero es un recurso fundamental para que las unidades especializadas en ciberseguridad de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado den con los delincuentes que campan por la Red.

Cuando la Guardia Civil creó el Grupo de Delitos Telemáticos, allá por 1996, era una división formada por apenas un grupo de agentes con conocimientos básicos sobre informática. Pero en estos años las nuevas tecnologías han evolucionado muchísimo, y con ellas las ciberamenazas y los delincuentes han encontrado en internet el mejor fuerte donde desarrollar actividades fraudulentas y delitos de toda índole.

Ello ha obligado a que tanto esta unidad, como la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional, y de otros organismos y fuerzas de seguridad del Estado, se especialicen en las últimas técnicas de investigación informática y en cibercrimen, para perseguir fechorías como la pornografía infantil, las estafas y fraudes online, el ciberacoso o los fraudes en el uso de las comunicaciones.

Para lograr su cometido, el Big Data se ha convertido en un recurso fundamental, pues les permite analizar, buscar y rastrear operaciones fraudulentas y activar las investigaciones en tiempo real. Para ello emplean diversas técnicas de analítica de datos que la firma Tinámica recoge en esta lista:

  • Web crawling o data discovery: se trata de aplicaciones que permiten manejar diferentes fuentes de datos para que los analistas puedan interrelacionarlas entre sí buscando patrones. Un ejemplo sería cruzar información de transporte aéreo y tráfico de fronteras con diferentes comunicaciones y localizar trazas en un evento para ver posibles relaciones entre diferentes movimientos. Con data discovery, pantallas y programas de alerta, se obtienen avisos en tiempo real en el momento en el que se produce un comportamiento anómalo.
  • Procesamiento de lenguaje natural: durante el análisis de la información y de las comunicaciones es posible detectar, utilizando el lenguaje natural, diferentes parámetros que pueden suponer un riesgo. A través de esta técnica, se establecen algoritmos potentes que son capaces de detectar que una comunicación puede ser un riesgo potencial.

La Policía Nacional detiene por primera vez a un “uploader” de libros

  • Encriptación/desencriptación de mensajes: cuando se trabajan mensajes que llegan cifrados con algún tipo de código, el Big Data permite procesarlos.
  • Rastreo de los protocolos de comunicación: cualquier movimiento tiene un reflejo virtual en las comunicaciones, y la gran mayoría de ellas son rastrearles. El Big Data permite realizar un seguimiento en tiempo real de estos movimientos.
  • Análisis de fuentes de datos de diferente origen: la analítica avanzada de datos permite obtener información de múltiples fuentes, ya sean sensores, smartphones, cámaras, redes privadas o públicas, o los data centers, es susceptible de ser analizado.

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.