Entretenimiento Seguridad

Aprobado Privacy Shield, el acuerdo sobre protección de datos

privacy-shield
Escrito por Ana Muñoz

La Comisión Europea ha aprobado el Privacy Shield, el nuevo acuerdo de protección de datos con Estados Unidos. El texto entrará en vigor de manera inmediata en la UE y el próximo mes de agosto en EEUU.

Privacy Shield pretende crear un sistema sólido para proteger los derechos fundamentales de cualquier europeo cuyos datos personales se transfieran a Estados Unidos, así como aportar claridad jurídica a las empresas que dependen de las transferencias transatlánticas de información.

Este hecho pone fin a la incertidumbre jurídica que había desde el pasado mes de octubre, cuando el Tribunal de Justicia de la UE invalidara el Safe Harbour. Y es que el organismo aseguraba que éste no garantizaba un adecuado nivel de protección y respecto de la normativa sobre la privacidad de la Unión Europea.

Eso sí, antes de ello han tenido en cuenta el dictamen del Grupo de Trabajo Artículo 29, organismo que agrupa a las autoridades europeas de protección de datos, y ha acordado con el gobierno de los EEUU introducir aclaraciones adicionales sobre la recopilación de datos en bloque, reforzar el mecanismo del Defensor del Pueblo e introducir obligaciones más explícitas para las empresas respecto a los límites de conservación y transferencia de datos.

Qué aporta Privacy Shield

Privacy Shield aportará estabilidad jurídica a todas las empresas que mantengan acuerdos económicos con EEUU. Pero, ¿Cuáles son los puntos más importantes de esta iniciativa?

En primer lugar, el Departamento de Comercio de Estados Unidos llevará a cabo actualizaciones y revisiones periódicas de las empresas participantes con el objetivo de asegurar de que se someten a las reglas que firmarán.

En este punto es importante señalar que adoptar el acuerdo Privacy Shield es voluntario, pero que su cumplimiento es obligatorio. Si éstas no cumplen con las cláusulas se enfrentarán a sanciones e incluso a la retirada del marco del convenio.

Los datos personales son el petróleo del futuro

Por otra parte, EEUU ha prometido a la UE la confianza de que el acceso de las autoridades públicas para la aplicación de la ley y la seguridad nacional está sujeto a limitaciones claras y mecanismos de supervisión.

En este sentido, Estados Unidos ha renunciado a la vigilancia masiva de datos personales transferidos a su país desde el Viejo Continente. De hecho, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional aclaró que la recolección masiva de información sólo puede ser utilizada bajo condiciones muy específicas.

Finalmente, es importante señalar que cualquier ciudadano que considere que sus datos han sido mal utilizados según los preceptos del Privacy Shield, podrá acceder a los distintos mecanismos de resolución de conflictos.

Si un caso no se resuelve por los mecanismos pertinentes o por la propia empresa, habrá un juicio de arbitraje en el que entrará en juego la Unión Europea y las autoridades americanas.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.