Seguridad

Afganistán quiere bloquear las apps de mensajería instantánea, como WhatsApp y Telegram

hackear whatsapp

¿Ataque a la libertad de comunicaciones de la sociedad afgana o medida preventiva para evitar las actividades de los talibanes? El debate está abierto.

Seguramente ninguno de nosotros pueda imaginarse su vida sin aplicaciones como WhatsApp o Telegram, pruebas vivientes de cómo han cambiado nuestros hábitos y costumbres en la última década. Sin embargo, cada vez hay más países de dudosa calidad democrática que emprenden medidas para controlar, censurar o bloquear estas herramientas de mensajería instantánea.

El último caso se ha producido en Afganistán, donde el regulador de telecomunicaciones (ATRA) ha solicitado a los proveedores de servicios de Internet que bloqueen el acceso a WhatsApp y Telegram. En la petición, que ha levantado la indignación de la población y los principales grupos de defensa de los derechos civiles, se ordenaba la suspensión de ambas apps de forma inmediata (“sin demora”, rezaba la misiva, fechada el 1 de noviembre) por un período de 20 días.

Censura en Internet: más de 50 bloqueos gubernamentales a la Red de Redes en 2016

Pero parece que la orden no ha sido acatada, o al menos no se ha podido constatar de forma fehaciente. Reuters informa de que tanto WhatsApp como Telegram funcionan correctamente en los principales operadores de telecomunicaciones, tanto la ‘telco’ estatal Salaam como en los actores privados. No se sabe si las autoridades presionarán para comenzar con el bloqueo coincidiendo con el inicio de la próxima semana laborable.

Pese a las críticas internacionales por este atentado contra la libertad de comunicaciones, desde el gobierno afgano aseguran que la razón única de esta alocada y desproporcionada medida es evitar el uso de estos servicios de mensajería cifrados por parte de los talibanes y otros grupos insurgentes que ponen en peligro la débil y frágil estabilidad política del país. Irónicamente, los altos ejecutivos del Ejecutivo de Afganistán también son asiduos usuarios de WhatsApp, con lo que esta medida también afectará a sus propias comunicaciones internas.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.