Seguridad

4 mitos sobre la seguridad móvil en empresas

Existen cinco mitos sobre seguridad móvil en tu empresa

El smartphone se trata de un dispositivo que gana importancia en nuestras vidas progresivamente, tanto en la dimensión social como laboral. Sin embargo, en muchas ocasiones subestimamos aspectos relativos a su seguridad.

Aunque cada día el smartphone es un instrumento más utilizado en las empresas, aún son muchas las falsas concepciones que persisten en las compañías en torno a la protección de los móviles y tabletas. A menudo la realidad sobre la ciberseguridad se distorsiona, ya que sobrevaloramos o subestimamos los riesgos asociados a este tipo de dispositivos.

10 consejos de ciberseguridad para pymes

Panda Security aporta diversos conceptos que las compañías deben tener claros antes de planificar su estrategia de ciberseguridad y protegerse ante las diferentes amenazas digitales.

5 mitos de seguridad móvil a los que debes atender

  1. Las tiendas oficiales de aplicaciones son totalmente seguras: A pesar de que Apple y Google tomen muchas precauciones y que la App Store y Google Play constituyan fuentes fiables para descargar aplicaciones, debes tener claro que no es imposible que se cuelen programas maliciosos y apps infectadas de virus. Por lo tanto, los responsables de seguridad de una empresa deben implementar una política clara y estar al tanto de lo que cada empleado ejecuta en sus equipos y dispositivos, especialmente en las pequeñas empresas.
  2. Los dispositivos móviles son más vulnerables, pero requieren menos protección: Los dispositivos móviles son uno de los objetivos prioritarios de los ciberdelincuentes dado su elevado uso, pero también los equipos de mesa sufren a menudo ataques cibernéticos. Por otra parte, aunque no sean inherentemente más inseguros que otros equipos, es falso que no requieran antivirus y soluciones de seguridad.
  3. El BYOD (Bring Your Own Device) es incompatible con la seguridad: El hecho de que los trabajadores utilicen sus propios dispositivos no debe ser necesariamente menos seguro, sino que lo fundamental es tener una buena estrategia de ciberseguridad, ejercer control estricto sobre las aplicaciones instaladas y los datos que pasan por los dispositivos.
  4. Todavía no es necesario preocuparse por la seguridad de los wearables: Relojes, pulseras y otros accesorios inteligentes copan cada vez más espacio en las compañías como parte de la implementación del Internet de las Cosas. Sin embargo, un craso error es considerarlos un elemento demasiado novedoso como para incluirlo en la estrategia de seguridad. Muchos de estos dispositivos, precisamente por lo temprano de su desarrollo, adolecen de una falta de medidas de seguridad que debe compensarse con una supervisión extra por parte de los responsables de la empresa.

Vía | Panda Security

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.