Salud

Usar audífono puede retrasar en un 75% la aparición de la demencia senil

Usar audífono puede retrasar en un 75% la aparición de la demencia senil

La pérdida de audición guarda una estrecha relación con el avance del deterioro cognitivo ligado a las edades más avanzadas, tal y como pone de manifiesto un estudio realizado en la Universidad de Manchester,

Un interesante a la par que esperanzador estudio revela que obtener un audífono puede retardar el avance la demencia hasta en un 75%. La investigación, llevada a cabo por un equipo de la Universidad de Manchester siguió el progreso de 2.040 personas entre los años 1996 y 2014, las cuales tuvieron que completar pruebas de memoria de palabras en diversas etapas, mientras que los científicos monitorizaban la tasa de disminución o avance del deterioro cognitivo antes y después de adoptar un audífono.

Francia está diseñando un pueblo para personas con Alzheimer

Los resultados, publicados en PLOS ONE y en la revista Journal of the American Geriatrics Society mostraron que si bien estos dispositivos no detuvieron ni revirtieron el deterioro cognitivo, redujeron su avance en tres cuartas partes, mientras que en un grupo separado de 2.068 que se sometieron a una cirugía de cataratas, el descenso se redujo a la mitad. Una importante conclusión que se desprende es que mejorar tanto la vista como la audición es fundamental para frenar la expansión de la demencia y conservar más intactas las facultades cognitivas.

De este modo y en base al estudio, los científicos creen que mantener a las personas mayores involucradas y activas mediante la adopción de los dispositivos puede reducir significativamente el deterioro cognitivo relacionado con la edad, solicitando a los responsables políticos que se invierta más en la evaluación de la pérdida de la audición y la vista en la tercera edad. El doctor Piers Dawes recalcaba que esta clase de investigaciones “hacen hincapié en lo importante que es superar las barreras que impiden que las personas accedan a audífonos y ayudas visuales”.

Algunos de los motivos que subyacen tras el impacto que los problemas tanto auditivos como visuales tienen en el deterioro cognitivo son el aislamiento, el estigma social la resultante falta de actividad física estrechamente relacionados con los mismos. Además, otras barreras técnicas y sociales como la capacidad económica, la comodidad o la falta de información contribuyen a ello.

Solamente en Gran Bretaña la cantidad de personas que padece problemas de audición aumentará en un 40% para 2035, debido esencialmente al envejecimiento demográfico. Organizaciones como ONG especializada Action on Hearing Loss demandan más inversión en tratamiento e investigación para la pérdida de audición, ya que de media, solamente se invierte 1,11 libras por persona con pérdida auditiva en la investigación de curas potenciales, en comparación con las 11.35 por cada persona con pérdida de visión.

Fuente | Telegraph

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.