Salud

Un nuevo estudio eleva al 40% el porcentaje de españoles que usa apps de salud

medico invierte en startup de salud

Los españoles ya usamos en masa las aplicaciones de salud en nuestros dispositivos móviles y también nos lanzamos al empleo de wearables para monitorizar nuestro estado de forma, pero seguimos sin dar el salto a herramientas de inteligencia artificial.

Lo de las cifras a veces parece un juego de tiras y aflojas sin aparente consenso. Incluso en aspectos más ligados a la tecnología y poco sujetos a interpretaciones políticas o intenciones ocultas del mercado o la sociedad, como puede ser el uso de aplicaciones de salud conectada en los dispositivos móviles.

El mes pasado, en esta misma web nos hacíamos eco de un estudio de PiC, según el cual apenas dos de cada diez españoles usa apps de salud conectada. Pues bien, ahora otro informe de la consultora Accenture eleva esta cifra a más del doble de lo anteriormente estimado.  Así pues, el 41% de los españoles ya usa aplicaciones de salud en sus móviles y tablets, mientras que el 40% utilizan básculas inteligentes.

Siguiendo por la estela de la digitalización de la salud, uno de cada cinco (21%) afirma haber accedido a sus historiales médicos electrónicos en el último año, fundamentalmente para obtener información sobre los resultados de pruebas sanguíneas y de laboratorio (69%), de recetas médicas (50%), o para obtener los resultados de radiografías o estudios de medicina nuclear (45%).

Seis de cada diez profesionales médicos recomienda usar apps a los pacientes con diabetes

El informe también revela que, aunque apenas un 6% de los encuestados afirman que ya han recurrido a los servicios basados en la inteligencia artificial, la mayoría dice que están dispuestos a utilizar estos servicios clínicos, como los análisis de sangre a domicilio (63%), profesionales de la salud virtuales (62%) y las enfermeras online que monitorizan el estado de salud, los medicamentos y las constantes vitales en casa (54%).

Por otro lado, aproximadamente un cuarto (23%) de los consultados utilizan dispositivos tecnológicos (wearable), y tres cuartos de los consumidores de servicios sanitarios consideran que este tipo de dispositivos, como los que monitorizan la glucosa en sangre, la frecuencia cardiaca, la actividad física y el sueño, resultan ventajosos para entender su estado de salud (80%), participar en sus cuidados médicos (75%) y controlar la salud de un familiar o dependiente (72%).

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.