Salud

Un estudio revela que el agua embotellada está repleta de nanopartículas de plástico

El agua embotellada que bebes está repleta de nanopartículas de plástico

Un estudio realizado en la Universidad Estatal de Nueva York demuestra la presencia de nanopartículas de plástico en el 93% de las muestras tomadas entre las principales marcas de agua embotellada. La OMS investigará sus potenciales riesgos.

Las principales marcas de agua embotellada han sido analizadas en un estudio de la Universidad Estatal de Nueva York en Freedonia a instancias del consorcio de comunicación Orb Media, cuya principal conclusión es que la inmensa mayoría están plagadas de micropartículas de plástico de diferentes tipos: polipropileno, nailon y plástico PET, que proceden de las tapas, de la atmósfera o del propio envase.

En la investigación han sido analizadas 259 botellas de 11 marcas diferentes, procedentes de 19 ubicaciones en 9 países (Estados Unidos, China, Brasil, India, Indonesia, México, Líbano, Kenia y Tailandia). El 93% de las muestras contenían las citadas nanopartículas, también presentes en la sal de mesa, el agua del grifo y en alimentos como el marisco y el pescado, según otros estudios.

El agua cruda, el peligroso y absurdo “lujo” nacido en Silicon Valley

Cabe destacar que las marcas  de agua analizadas fueron las siguientes: Aqua (Danone), Aquafina (PepsiCo), Bisleri (Bisleri International), Dasani (Coca-Cola), Epura (PepsiCo), Evian (Danone), Gerolsteiner (Gerolsteiner Brunnen), Minalba (Grupo Edson Queiroz), Nestlé Pure Life (Nestlé), San Pellegrino (Nestlé) y Wahaha (Hangzhou Wahaha Group). Entre ellas, el récord lo tiene Nestle, con 10.000 por cada litro de agua Nestle Pure Life. De las 259 botellas analizadas, únicamente 17 (el 3%) estaban libres de la presencia de plásticos y de media, las que lo tienen contenían una media 325 partículas de plástico por cada litro de agua.

Los efectos -por el momento, poco conocidos- de estas micropartículas sobre la salud deben estudiarse, ya que podrían estar ligadas a la entrada de agentes contaminantes a los órganos, intestinos o al sistema linfático. Por el momento, según recoge The Guardian, la Organización Mundial de la Salud declaró que “establecerá una agenda de investigación para realizar una evaluación exhaustiva del riesgo potencial de este problema”.

El estudio completo está disponible en el siguiente enlace.

Fuente | New York Post

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • ZortyForty

    Llevamos décadas consumiendo productos de este tipo, ¿ y vienen a enterarse precisamente ahora? ¿Qué pasa, que hasta ahora no se hacían análisis químicos del agua?