Salud

Tu lavavajillas no está tan limpio como tú crees

lavavajillas-limpieza
Escrito por Sandra Arteaga

Las apariencias engañan: aunque tu lavavajillas pueda parecer limpio, en su interior viven bacterias y hongos. Estos son los más frecuentes y sus peligros.

Las apariencias engañan: aunque tu lavavajillas pueda parecer limpio, en realidad está lleno de bacterias y hongos. Así se desprende un estudio que ha llevado a cabo un equipo internacional de investigadores, que revela que en el interior del lavaplatos prosperan determinados microbios que pueden afectar a las personas con las defensas debilitadas. 

En el interior de un lavavajillas las condiciones varían constantemente, pasando de un ambiente húmedo a seco, de altas a bajas temperaturas, o de alta a baja acidez. Esto lo convierte en un hábitat extremo para los gérmenes, por lo que solo algunos pueden sobrevivir. 

20 alimentos que nunca debes meter en la nevera

Con el objetivo de comprobar cuáles son exactamente los microorganismos que viven en el lavaplatos, el equipo ha analizado muestras de los sellos de goma de 24 lavavajillas domésticos.

En general, las bacterias más comunes son Pseudomonas, Escherichia y Acinetobacterque son cepas de los llamados patógenos oportunistas. Esto quiere decir que se trata de bacterias que son inofensivas en la mayoría de los casos, pero que pueden causar infecciones a las personas inmunodeprimidas. En cuanto a los hongos, los tipos más comunes fueron Candida, Cryptococcus y Rhodotorulatambién incluidos dentro de los patógenos oportunistas. 

Los microbios acceden al interior del lavavajillas por diferentes vías. El punto de entrada principal para los hongos es el agua del grifo, pero también hay otros, como los restos de comida, las mascotas y las personas. En cuanto a las bacterias, los científicos piensan que los restos contaminados de alimentos son el vector principal.

Corning quiere acabar con los microbios de tu smartphone

Entonces, ¿el lavavajillas es seguro para la salud? De acuerdo con Nina Gunde-Cimerman, profesora de microbiología en la Universidad de Ljubljana (Eslovenia), afirma que son “generalmente seguros” para las personas sanas, aunque para los pacientes con problemas en el sistema inmune sí puede representar algún riesgo. 

“La mayoría de las personas se enfrentan a poco o ningún peligro, pero hay grupos selectos que pueden estar en mayor riesgo, como los pacientes con condiciones que debilitan sus defensas”, afirma Erica Hartmann, una investigadora que no participó en el estudio.

Para evitar que los microbios del lavaplatos de diseminen por la cocina, los investigadores recomiendan no abrir la puerta del electrodoméstico cuando todavía esté caliente y húmedo o limpiar el sello de goma después de cada ciclo de lavado.

Sobre el autor de este artículo

Sandra Arteaga

Sandra Arteaga es periodista y escribe sobre informática y tecnología de consumo desde hace más de nueve años. Cacharrea con ordenadores desde la era de Spectrum y no hay videojuego que no haya probado ni joystick que no haya pasado por sus manos.
Escribo reportajes de actualidad e Internet y prácticos en Personal Computer & Internet desde 2008.