Salud

Trucos para mantenerte en forma cuando no tienes tiempo (ni ganas)

hacer networking practicando deporte

La mayoría sabemos lo importante que es hacer ejercicio para cuidar nuestra salud. No obstante, usamos la falta de tiempo como excusa para no ir al gimnasio. Hoy te traemos algunos trucos para mantenerte en forma cuando estás ocupado y desmotivado.

Después del verano, llegan los buenos propósitos de comienzo de curso. Entre ellos, ponerse en forma es uno de los más comunes entre la gente, ya que las cervezas y las tapas en las terrazas pasan factura al terminar agosto, pero muchas veces no tenemos tiempo para hacer deporte.

Las personas cada vez somos más sedentarias, por eso debemos tener trucos para motivarnos y hacer actividades físicas aunque no tengamos mucho tiempo, ya que la obesidad se está convirtiendo en un gran problema en muchos países.

Pero a veces nos faltan las ganas y la motivación para lograr los objetivos de una vida sana y en movimiento, por eso es necesario tener varios trucos como los siguientes para darnos empuje:

1. Pregúntate por qué

Así es la pregunta prohibida en las entrevistas en Estados Unidos

Según Michelle Segar, directora del Centro de Políticas e Investigación de Deportes, Salud y Actividades de la Universidad de Michigan, conocer las razones por las que hacer ejercicio es primordial para lograr nuestro objetivo. Esta experta afirma que debemos tener un objetivo claro, centrado en nuestros sentimientos positivos de ese mismo instante como puede ser reducir el estrés, aumentar nuestra energía o hacer nuevos amigos, ya que mucha gente comienza a ir al gimnasio con metas lejanas y vagas que nunca llegan a cumplirse porque caemos antes en la desmotivación.

“La única forma en que vamos a priorizar el tiempo para hacer ejercicio es si va a ofrecer algún tipo de beneficio que sea verdaderamente convincente y valioso para nuestra vida diaria”, afirma Segar.

Así que cambia el “quiero ponerme en forma” o “quiero perder peso”, por el “voy a reducir mi estrés” o “voy a ser más activa”.

2. Comienza poco a poco

La falta de talento arrebata a las pymes españolas 14.500 millones anuales

Muchas veces llega una fecha señalada como septiembre  o Año Nuevo y nos proponemos numerosos objetivos para cambiar de vida. Queremos dejar de fumar y de beber, empezar a hacer ejercicio, tener una dieta saludable…pero es muy difícil cambiar de golpe tantas cosas sin cansarse rápido o querer abandonar por ser una meta tan complicada. Así que lo mejor es ir poco a poco, empieza a ejercitarte dos veces por semana, y descansa otros dos o tres días, por lo menos durante el primer mes.

3. No tiene que gustarte

trabajador desmotivado

Aunque el deporte nos hace sentir mucho mejor físicamente, es cierto que hay muchas actividades que no tienen por qué gustarnos. Por ejemplo ir al gimnasio, o deportes que todo el mundo realiza como correr o montar en bici.

Si no te gustan este tipo de actividades, intenta encontrar pequeñas actividades simples que te hagan estar en movimiento y no te disgusten tanto.

4. No te boicotees a ti mismo

4 tipos principales de motivación (y cómo afectan a tu mente)

El entorno en el que vivimos puede tener un impacto en nuestra actividad física. “Si hay mucho apoyo a su alrededor, le resultará más fácil mantener la actividad física”, afirma Sniehotta, directora de la unidad de investigación de políticas del Instituto Nacional de Investigación en Salud en ciencias de la conducta.

Además del entorno, nuestro cansancio o la depresión también pueden tener impacto en nuestra motivación para hacer deporte, así que intenta evitar idealizar el ir al gimnasio 5 días a la semana, y ponte metas consecuentemente con el tiempo que tienes después del trabajo y de las necesidades familiares para no boicotear tu progreso exigiéndote más de lo que puedes hacer.

Tus canciones favoritas tienen la llave para hacer deporte, según este estudio

“Si establece metas que son demasiado grandes, fracasará y se sentirá como un fracaso. Al final de una semana, siempre les pido a mis clientes que reflexionen sobre lo que funcionó y lo que no funcionó. Quizá funcionó una caminata durante el almuerzo, pero no tenía la energía después del trabajo para hacerlo”, explica Sniehotta.

5. No lo dejes en manos de la fuerza de voluntad

profesiones mas han crecido en estos años

“Si necesitas la fuerza de voluntad para hacer algo, realmente no quieres hacerlo”, afirma la experta Segar. Así que mejor piensa por qué vas a hacerlo, y qué quieres obtener de realizar estas actividades físicas.

Hazte simples preguntas como por ejemplo: ¿Cómo puedo beneficiarme hoy? ¿Cómo me siento después de moverme?

6. Ten un propósito

Anímate a usar tu bicicleta estas vacaciones

Si consigues tener un propósito que te lleve a hacer ejercicio te ayudará considerablemente. Por ejemplo, ir al trabajo andando o en bicicleta, hacer amigos al comenzar clases en un club deportivo.

Es decir, combinar la actividad física con otro objetivo incrementa las posibilidades de éxito. “Por ejemplo, en mi lugar de trabajo no uso el ascensor y trato de reducir el uso del correo electrónico, así que cuando es posible, me dirijo a la gente caminando hasta sus puestos de trabajo”, afirma Sniehotta. “Intenta hacer que la actividad física golpee tantos objetivos significativos como puedas.”

7. Haz que se convierta en un hábito

6 hábitos diarios para un rendimiento extraordinario, según la ciencia

Todos los comienzos son difíciles. Al principio organizar tu rutina de hacer una actividad física será difícil. No olvidarte la botella de agua o elegir la ropa necesaria te costará, pero después de un tiempo ya habrás cogido práctica y tu actividad física se habrá convertido en un hábito.

8. Planifica y prioriza la actividad física

10 hábitos fundamentales para ser más perseverante y cumplir tus objetvos

Debes planificar con tiempo tu rutina deportiva, es decir, dónde, cuándo y cómo vas a llevarla a cabo. Además, debes aprender a priorizar el ejercicio en tu vida, ya que como afirma Segar “la mayoría de las personas no se dan permiso para priorizar comportamientos de autocuidado como el ejercicio”, aun sabiendo lo importante que es para tener buena salud.

9. Si no consigues tus objetivos, cambia de método

10 hábitos negativos que debes eliminar de tu rutina diaria

Si los ejercicios que realizas no te dan los resultados esperados, prueba nuevas actividades. “Tendemos a pensar que si no puedes perder peso, te culpas a ti mismo. Sin embargo, si pudiera cambiar eso a: ‘Este método no funciona para mí, intentemos algo diferente’, existe la posibilidad de que sea mejor para usted y le evite tener que culparse a usted mismo, lo cual no es útil “, afirma Sniehotta.

Dicho de otra manera, cada persona es diferente y debes encontrar el ejercicio que se ajuste más a tus cualidades físicas para lograr tus objetivos sin culparte a ti mismo por no lograrlo.

10. Conoce tus marcas personales

fuga de datos

Intenta superar tus marcas cada día para ir mejorando. Así podrás ver tu progreso durante un período de dos semanas y forzarte a ti mismo si sientes que es cada vez más fácil.

11. Haz ejercicio en casa

15 ejercicios que puedes hacer sin salir de casa

Si no tienes mucho tiempo y además tienes muchas responsabilidades en casa, aprovecha los pequeños espacios en tu hogar para hacer ejercicios sencillos pero a la vez muy eficaces. Aquí te dejamos algunos entrenamientos que puedes hacer en casa.

“En una sala de estar, es fácil hacer una rutina en la que puedas alternar entre hacer un ejercicio de piernas y un ejercicio de brazos”, afirma Matt Roberts, entrenador personal.

Haz ejercicio en casa sin ir al gimnasio con estos accesorios

“Se llama entrenamiento de Acción Periférica del Corazón. Al hacer seis u ocho ejercicios, este efecto de ejercitar la parte superior e inferior del cuerpo produce una elevación del metabolismo bastante fuerte.  Prueba las sentadillas, las medias flexiones, las embestidas, las caídas del tríceps y los aumentos de glúteos”, sugiere Roberts, así “estás elevando tu ritmo cardíaco, trabajando tus músculos y haciendo un buen entrenamiento general”, explica el experto.

12. La tecnología como gran aliada

Tener un control del ejercicio realizado es muy útil. Puedes utilizar diferentes aplicaciones móviles para ver tu progreso y los resultados obtenidos a diario.

El ejercicio físico y mantenerte en buena forma es muy importante para tu salud, así que no pongas más excusas y comienza una rutina de actividades físicas para alcanzar tus objetivos de tener una vida más sana y activa.

Vía| The Guardian

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández