Salud

Tratar la dislexia mediante realidad virtual y aumentada

La realidad virtual se posiciona como una alternativa fiable para trabajar la inmersión, la presencia, la interacción, la transducción y el cambio conceptual en personas con trastorno de dislexia.

La dislexia es uno de los desórdenes del desarrollo sobre los que más se ha debatido e investigado, sin embargo, la intervención a través de la tecnología es relativamente reciente. En ese camino inexplorado, un grupo de investigadores europeos (con la participación de científicos de la Universidad de Burgos) está tratando de incorporar la realidad virtual y aumentada en la cartera de tratamientos para esta enfermedad.

El proyecto. denominado ‘Fostering Inclusive Learning for Children with Dyslexia in Europe by Providing Easy-to-Use Virtual and/or Augmented Reality Tools and Guidelines (FORDYS-VAR)’, busca contribuir a la inclusión educativa de niños con dislexia utilizando la RV, mejorando así el acceso, la participación y la experiencia de aprendizaje de los escolares que padecen esta problemática.

Los videojuegos de acción, ¿clave para combatir la dislexia?

El proyecto proporciona una aproximación innovadora y tecnológica al tratamiento de la dislexia en escolares. Muchas de las intervenciones tradicionales (basadas en papel y lápiz) a menudo resultan monótonas y muy exigentes, con lo que en muchas ocasiones se presentan dificultades de adherencia al tratamiento. Por esta razón, según explica el investigador Víctor Abella, “es crucial desarrollar nuevas aproximaciones de intervención que puedan ayudar a los pacientes de una forma más divertida y con un mayor compromiso por su parte”

En este caso la RA y la RV pueden cumplir con ese vacío, ya que diversos estudios proponen que las tecnologías aquí propuestas son las únicas que incluyen la inmersión, la presencia, la interacción, la transducción y el cambio conceptual. De esta manera, las actividades que se desarrollen se aproximarán a contextos de la vida real y además tendrán lugar en un entorno dinámico, multisensorial, controlado y seguro.

Dotado con un total de 373.544 euros de presupuesto comunitario, la iniciativa contará con la participación de otros socios europeos como son la Asociata Bucaresti Pentru Copii Dislexici (Rumania) y el Istituto Scientifico Eugenio Medea (Italia), e intervendrán las empresas españolas Augmented Reality Software S.L. y Senior Europa S.L.

*Vía: DICYT

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.