Salud

Tener la nariz fría y otras muestras de que tu cuerpo está estresado

tener la cara fria y otros sintomas de estres

Un reciente estudio ha demostrado que tener la cara o la nariz fría puede ser indicador de que nuestro cuerpo sufre estrés. Te decimos otras muestras con las que tu cuerpo te está diciendo que está sometido a demasiada ansiedad.

Un estudio de la Universidad de Nottingham ha demostrado recientemente que la sangre se drena desde la cara a otras partes del cuerpo que necesitan más aporte de esta en los momentos de estrés. De esta manera tener la nariz o la cara generalmente fría podría estar indicándote que estás más alterado de lo que piensas.

Aunque ciertos niveles de estrés pueden mantenernos más activos o alerta, lo ciertos es que como la ciencia ha demostrado sufrir estrés crónico puede afectar seriamente a nuestra salud.

Te contamos otras formas en las que tu cuerpo te está diciendo que necesitas relajarte:

  • Si te sientes constantemente alterado o sufres ciertas palpitaciones, es evidente que necesitas un descanso. El estrés activa la amígdala del cerebro para enviar mensajes a la glándula del hipotálamo, que a su vez libera hormonas en el sistema nervioso central, que controla cosas tales como la respiración, los latidos del corazón y la digestión. Para amenazas inmediatas, libera adrenalina. Esto puede hacer que el corazón lata más rápido, que los músculos se tensen y que la respiración se acelere.
  • Tener mariposas en tu estómago puede ser un signo de estrés. Aunque esta conocida sensación se asocia al enamoramiento, lo que realmente puede estar sucediendo es que las glándulas suprarrenales liberan cortisol, conocido como la hormona del estrés. Puede regular el funcionamiento del cuerpo para hacerlo más receptivo a la amenaza estresante. Por ejemplo, tu sistema digestivo requerirá menos sangre que las extremidades que necesita para funcionar, por lo que se desvía, causando una sensación de agitación y vacío en el estómago.

Mejora tu vida en 2018 con esta rutina matutina

  • Una forma que tiene nuestro cuerpo de decirnos que estamos alterados es a través de las enfermedades. Si te sientes enfermo de manera casi habitual, puede que lo que te pase es que estés agobiado. En épocas de estrés puede hacer que la liberación repetida de cortisol, como cuando está sometido a estrés crónico consiga deprimir tu sistema inmunológico, dejándolo propenso a resfriados e infecciones.
  • Si cada vez te cuesta más manejar el estrés, entonces puede ser que lleves más tiempo del normal sometido a esta presión y tu cuerpo te esté diciendo que basta. Con el estrés crónico, el cerebro se contrae en áreas que están relacionadas con las funciones emocionales y fisiológicas, como la presión arterial y los niveles de glucosa, según los científicos de Yale. 
  • Sentirse más viejo de lo que eres es un curioso signo de estrés que los investigadores de la Universidad de Duke  probaron en sus investigaciones. Según sus resultados al analizar el ADN de niños expuestos al estrés crónico, como en los casos de acoso o violencia en el hogar,estos  poseían daños en la células equivalentes a varios años de envejecimiento.

Cuatro ejercicios milagrosos para eliminar el estrés, según Harvard

Como te mostramos, nuestro propio cuerpo es el mejor indicador de que podemos estar sufriendo estrés crónico sin siquiera ser consciente de ello. Ten en cuenta esta serie de indicadores físicos para saber si es hora de reducir el nivel de agobio y tomarse las cosas con más calma.

Vía | The Guardian

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.