Salud

¿Te cuesta despertarte por las mañanas? Sigue estos consejos

despertarse mejor
Escrito por Sandra Arteaga

Dormir bien es una tarea difícil para muchas personas. Si te cuesta despertar por las mañanas, toma nota de los consejos de los expertos para salir de la cama.

Dormir bien es una tarea difícil para muchas personas y no descansar adecuadamente tiene como consecuencia que cuesta despertarse por las mañanas. Si es tu caso, toma nota de los consejos de los expertos para salir de la cama.

En primer lugar, uno de los factores más importantes que hay que tener en cuenta para levantarse descansado por las mañanas es dormir las horas que nuestro cuerpo necesita. La mayoría de los adultos tienen que dormir entre siete y nueve horas cada noche. De lo contrario puede verse resentida nuestra salud física y mental, y tu rendimiento se verá afectado de forma negativa el día siguiente.

Aunque las investigaciones relacionadas con el sueño son cada vez más frecuentes y exhaustivas, los científicos todavía no comprenden del todo los procesos cerebrales que se llevan a cabo cuando nos dormimos o nos despertamos.

Lo que parecen dejar claro los últimos estudios es que la transición de un estado a otro se produce de una forma progresiva y gradual, por lo que necesitamos un intervalo de tiempo para abandonar el sueño y activarnos plenamente.

En los primeros 15 minutos después de despertar el cerebro todavía está en un estado llamado inercia del sueño, que es esa sensación de aturdimiento que sentimos.

Cómo la innovación nos ayuda a dormir bien (y más)

Su magnitud depende de la pérdida de sueño anterior, la hora del día y si se despierta de un sueño profundo o no, por lo que la calidad del descanso es un factor determinante.

Además de tomarte tu tiempo en salir de la cama, los expertos recomiendan una serie de hábitos para despertarse mejor por las mañanas. Síguelos para conseguir levantarte más animado y de mejor humor.

consejos-dormir-mejor

1. Luz adecuada a cada momento

La luz tiene la capacidad de activarnos, por lo que debemos evitarla cuando vamos a la cama y utilizarla para despertarnos mejor.

Por la noche es recomendable que no te expongas a una luz brillante antes de dormir, de forma que es mejor que no uses el móvil ni otros dispositivos con pantalla brillante en la cama.

En la mañana, por el contrario, los rayos del sol ayudan a restablecer nuestro reloj interno para mantener los ritmos circadianos funcionando regularmente. Si tu habitación está en penumbra, abre las ventanas para que entre la luz y ayudar a tu cuerpo a pasar del sueño a la vigilia.

madrugar dormir

2. Vigila tu alimentación

Ya sabemos que hay alimentos para dormir bien y descansar mejor, pero desafortunadamente la comida también puede afectar negativamente a nuestro sueño.

Los científicos recomiendan no comer en abundancia cuando esté cerca la hora de acostarse, ya que se puede producir ardor de estómago que dificulte el descanso. Lo ideal es hacer la última comida del día al menos dos o tres  horas antes de dormir.

Infusión dormir

3. Cuidado con lo que bebes

Necesitamos beber agua y mantenernos bien hidratados para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Sin embargo, tomar líquidos antes de acostarnos puede interferir en el buen descanso, ya que aumentan las posibilidades de que nos despertemos en plena noche con ganas de ir al baño.

Por otra parte, procura no beber alcohol cuando esté cerca la hora de irte a la cama. Aunque creas que te ayuda a dormir porque produce somnolencia, el metabolismo del alcohol interfiere de manera negativa en la calidad del descanso, haciendo que te despiertes con mayor frecuencia, que tengas pesadillas o que sufras dolores de cabeza. Consúmelo al menos cuatro horas antes de acostarte.

Trucos para dormir bien

4. Establece una rutina de sueño

Crea unos horarios para dormir y despertarte y cúmplelos con regularidad. Establecer una rutina de sueño ayudará a que tu reloj interno se regule de manera natural, lo que te facilitará la tarea de dormirte cuando llegue la noche y de despertar en la mañana.

Relajarte antes de ir a la cama también te ayudará a dormir mejor. Date un baño calentito, toma un vaso de leche tibia, lee un libro y utiliza una iluminación tenue de tonos anaranjados o ámbar.

Artículo publicado originalmente en ComputerHoy.

Sobre el autor de este artículo

Sandra Arteaga

Sandra Arteaga es periodista y escribe sobre informática y tecnología de consumo desde hace más de nueve años. Cacharrea con ordenadores desde la era de Spectrum y no hay videojuego que no haya probado ni joystick que no haya pasado por sus manos.
Escribo reportajes de actualidad e Internet y prácticos en Personal Computer & Internet desde 2008.