Salud

Siete curiosidades sobre tu voz que posiblemente no conocías

voz

Hay voces graves y voces más agudas. Cada voz tiene sus características particulares que la hacen diferenciarse del resto de voces, y que muchas veces ni siquiera nosotros mismos conocemos. Es el momento de que analices tu voz y sepas por qué es tan especial.

Has estado toda tu vida escuchando tu voz mientras hablas, y es un rasgo muy propio de cada persona. Puedes usarla para hablar, cantar, gritar, pero ¿conoces estas 7 curiosidades sobre tu voz que la hacen diferente del resto de voces?

En el programa de ciencia de la BBC ‘The Curious Cases of Rutherford & Fry’ se han revelado estos 7 datos curiosos que hacen tan especial tu voz:

¿Por qué escuchamos nuestra voz diferente en una grabación?

  1. Tu acento te delata: Un estudio realizado con bebés franceses y alemanes denota que los gritos de los recién nacidos imitan la entonación de su idioma nativo, y que es posible diferenciar de qué país es cada bebé por la forma de llorar. Es decir, los bebés captan los acentos de los padres desde que están en el útero, informa la BBC.
  2. Tu voz ¿de dónde proviene?: La voz proviene de la caja torácica, y sale a través de la laringe. Las cuerdas vocales vibran cuando pasa el aire y producen un zumbido. Después, tus articuladores (labios, mandíbula, lengua y paladar) forman tu voz.
  3. Voz grave: La voz de los hombres se van haciendo más graves en su fase hacia la madurez, la laringe masculina desciende y empieza a sobresalir, es lo que llamamos coloquialmente nuez. Al separarse la laringe de la boca, el tracto vocal es más largo y por eso las voces son más profundas. Esto les ocurre también a las mujeres en la menopausia, es por eso que sus voces pueden volverse más graves también.
  4. Imitación de voces que te gustan: Si una persona te gusta, es posible que adaptes tu voz para sonar parecido a esa persona.
  5. Voz más débil en la vejez: Cuando nos vamos haciendo más mayores, las cuerdas vocales son más flojas y el aire se filtra más cuando hablas, por tanto tu voz se entrecorta más. Esto provoca que te cueste más hablar sin quedarte sin aliento. También tu voz puede volverse más aguda al debilitarse tus músculos vocales.
  6. Tu voz siempre será más joven que tú: Bueno, tal vez no será más joven, pero siempre parecerá más joven que el resto de tus rasgos. La voz envejece más lentamente que el resto del cuerpo y eso provoca que alguien que solo escuche tu voz pueda pensar que eres más joven de lo que en realidad eres.
  7. Estar en forma: Como cualquier otra parte de tu cuerpo, tienes que ejercitar los músculos de tu voz para que no vayan deteriorándose. Tienes muchos ejercicios que puedes realizar, por ejemplo elegir una palabra e intentar estirarla lo máximo que puedas (sin respirar); después pronunciar esa palabra en un tono agudo, y hacer que tu tono de voz descienda de forma paulatina, etc.

Tu voz es un rasgo único que te diferencia de los demás, por eso debes cuidarla, conocerla, y dedicar tiempo a cambiar lo que no te guste de tus pronunciaciones, ya que te acompañará durante toda tu vida.

Vía | BBC

Sobre el autor de este artículo

Alicia Ruiz Fernández