Salud

El sector de la salud, en el punto de mira de los ciberdelincuentes

El sector de la salud, uno de los preferidos de los ciberdelincuentes

El sector sanitario fue el más afectado por los ataques informáticos en el pasado 2015. Asi, los hospitales, farmacéuticas y aseguradoras son los blancos favoritos de los cibercriminales.

Según los datos facilitados por el último estudio de Panda Labs, la información que maneja la industria sanitaria es altamente sensible y muy suculenta para el mercado negro de los datos que manejan los cibercriminales. Estos sucede porque este tipo de datos son mucho más valiosos y en los posibles rescates se pide un precio mucho más alto por ellos.

Los hackers dan mucho valor a tus informes sanitarios, por lo que cada vez intentan acceder con más frecuencia a grandes cantidades de información sanitaria para utilizarlos de forma fraudulenta e incluso extorsionar a sus propietarios. Así lo confirma IBM, posicionando al sector sanitario como el más afectado por ataques informáticos en 2015.

Las 4 mejores apps de salud según Mobile Health

En concreto, al robo de esta información que, según Ponemon Institute se ha incrementado en un 125% en los últimos cinco años, se le suman los ataques de ransomware demostrando ser capaces de paralizar la actividad de un hospital, de robar miles de registros y de utilizar la información sensible como rehén de cobro.

Objetivos principales de los cibercriminales en el sector de la salud

Panda Labs apunta a que el proceso de digitalización de los equipos sanitarios los convierte en posibles víctimas de ciberataques, por lo que las máquinas relativas al sector de la salud como dispensadores, marcapasos, escáneres, rayos X, bombas de perfusión u ordenadores del equipo sanitario son hoy en día los principales objetivos informáticos del cibercrimen.

Los expertos apuntan a que el historial clínico tiene más valor en el mercado negro que una tarjeta de crédito, pudiendo obtener un precio por los datos sanitarios que multiplique la cifra monetaria que alcanzan con la venta o extorsión por la información bancaria.

Las organizaciones sanitarias sufren, de media, un ataque al mes

De hecho, algunas instituciones importantes dedicadas al ámbito de la salud han sido atacadas en los últimos años. Panda Labs pone algunos ejemplos: En 2008 la University of Utah Hospitals & Clinics anunció que los datos de 2,2 millones de pacientes habían sido comprometidos. El pasado año, Anthem, la segunda aseguradora médica de Estados Unidos, sufrió el robo de 80 millones de registros, con datos tan sensibles sobre los clientes cómo su número de la Seguridad Social.

En este 2016, un ciberataque al Hollywood Presbyterian Medical Center de los Ángeles dejó a sus trabajadores sin acceso a datos como los historiales médicos o el correo electrónico, teniendo como consecuencia que muchos pacientes no pudieron recibir tratamiento y tuvieron que ser trasladados a otros centros. Los cibercriminales solicitaron un rescate de 3,7 millones de dólares.

Vía | Expansión

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.