Salud

¿Qué puedes hacer cuando tus pensamientos no te dejan dormir?

pensamientos no dejan dormir
Escrito por Ana Muñoz

¿Qué es lo que puedes hacer cuando tus pensamientos no te dejan dormir? Un total de ocho expertos te dan una serie de trucos para conciliar el sueño.

Hay veces que llegamos a la cama y caemos rendidos en los brazos de Morfeo. Sin embargo, en otras ocasiones acabamos trasnochando y dando vueltas sin poder dormir.

De hecho, es muy probable que, simplemente, estés pensando en lo que tienes que hacer al día siguiente cuando, de repente, te das cuenta de la hora que es y…¡Sorpresa! Son las tres de la mañana.

Este tipo de situaciones suelen ser un signo de ansiedad o estrés, pero no te preocupes, no estás solo. Son muchos los que sufren a diario este tipo de problemas.

Consejos para dormir más rápido y mejor, avalados por la ciencia

A pesar de que no hay una solución universal para este pequeño trastorno del sueño, NY Mag ha recogido una serie de consejos de expertos sobre este tema.

En definitiva, si quieres saber qué puedes hacer cuando tus pensamientos no te dejan dormir, echa un vistazo a este artículo.

Listas sin sentido

lista tareas

Según Neil Stanley, un experto en trastornos del sueño, la clave para dormir es contar con una mente especialmente silenciosa. Por eso, el especialista recomienda pensar en algo que te aburra soberanamente. Por ejemplo, si no tienes ningún viaje próximamente, puedes hacer una lista de “cosas que te llevarías en la maleta”.

Intenta estar despierto

hombre despierto en la cama

Colin Espie, profesor de medicina del sueño de la Universidad de Oxford, señala que, si tus pensamientos no te dejan dormir, lo mejor es estar despierto.

Aunque puede resultar algo paradójico, el experto explica que, si estás cómodo con la idea de permanecer despierto, la ansiedad y frustración por querer dormir desaparecerán. De esta forma, estarás más relajado y tendrás más posibilidades de conciliar el sueño.

Sal de la cama

pies en la cama

“Si en 20 minutos no has sido capaz de despejar tu mente y dormir, es mejor que salgas de la cama”, explica Jenni June, asesora del sueño. La experta recomienda levantarse y, sin mirar ninguna pantalla de móvil u ordenador, ir a otra habitación.

A continuación, la especialista aconseja coger un cuaderno y escribir todos los pensamientos por los que no puedas dormir. Una vez terminado, sólo hay que meterse de nuevo en la cama, respirar profundamente y descansar.

Escribe lo que te preocupa

escribir

Al igual que Jenni June, Kathryn Pinkman, especialista en insomnio del National Health Services de EEUU, opina que, si a los 20 minutos no has podido conciliar el sueño, debes salir de la cama.

Según esta experta, una de las mejores formas de caer en los brazos de Morfeo es intentar solucionar lo que te preocupe. Para ello recomienda escribir tus preocupaciones en un cuaderno, clasificarlas en dos listas (reales, ya han pasado / hipotéticas, pueden pasar) y ponerles solución.

Por ejemplo: Reales: me han despedido del trabajo ; Solución: Mandar CV mañana / Hipotéticas: Es posible que mañana cometa un error y me despidan del trabajo; Solución: No cometer el error. Estas segundas son suposiciones, por lo que realmente tienes que convencerte de que no han pasado y que deberías dejar de preocuparte por ellas.

Vuelve a la cama y respira

excusas-no-ir-a-trabajar

La respiración es un elemento clave a la hora de conciliar el sueño. Por lo menos eso es lo que piensa Christabel Majendie, terapeuta especialista en este tema.

“Respirar profundamente cuando no puedes dormir es una técnica muy útil de distracción para despejar la mente, especialmente si va emparejada con ejercicios en los que el paciente tiene que contar”, explica.

Así, la experta aconseja realizar el siguiente proceso durante 10 minutos seguidos: Respira profundamente y cuenta hasta 5, haz una pausa, y vuelve a respirar profundamente mientras cuentas hasta 3, después, haz una pausa.

“Gracias a que el sujeto está enfocando todo su esfuerzo en contar y respirar, los problemas que le tienen sin dormir desaparecen”, señala.

No te esfuerces demasiado

“Si te esfuerzas demasiado, puedes llegar a agobiarte y te provocará insomnio”, explica Jenny Stephenson, directora de HappySleepers. Según esta especialista, lo que debes hacer es realizar ejercicios de relajación para despejar tu mente.

Sal más a la calle

correr-hobby

Aunque parezca una tontería, Divid K. Randall, autor de Dreamland: Adventures in the Strange Sciencia of Sleep, señala que salir más a la calle puede reajustar nuestro organismo y hará que podamos conciliar el sueño mejor. “El sol es una parte fundamental a la hora de conciliar el sueño. De hecho, así es cómo los grandes atletas regulan su jet lag”, explica.

Si todo esto fracasa…

ventas truco

Como anécdota, hemos querido mostrarte algunos de los trucos caseros para conciliar el sueño del s. XVI. Y, aunque no están avalados por la ciencia moderna, hay quien asegura que siguen funcionando, pero te recomendamos no probarlos en casa…:

  • En el s. XVI, el físico francés André du Laurens, explicaba que lo mejor para estos casos era poner sanguijuelas detrás de tus orejas. “Deja que te chupen la sangre y, a continuación, por un poco de opio en la herida que dejen”, explicaba.
  • “Mata a una oveja. A continuación, pon sus pulmones humeantes a ambos lados de tu cabeza. Mantenga los pulmones así mientras permanezcan calientes”, afirmaba el cirujano francés Ambroise Paré en el s. XVI.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.