Salud

Qué es Shinrin-yoku, la terapia japonesa para reducir el estrés

Técnica japonesa contra el estrés

Gary Snyder dijo que la naturaleza no es un lugar para visitar, sino el hogar. Desde Japón se ha extendido al mundo una técnica conocida como Shinrin-yoku, o terapia de los baños de bosque, que puede traer de nuevo la calma y reducir el estrés y la ansiedad.

No es ningún secreto que la naturaleza calma, cura, detiene el tiempo y nos evade de las preocupaciones cotidianas, conectándonos con la tierra y reduciendo problemas contemporáneos como la ansiedad o el estrés. En países como Escocia ya se receta ecoterapia por parte de los profesionales médicos como terapia acreditada -y pionera-, pero en otros lugares orientales, como Japón, también tienen mucho que enseñarnos y una de sus técnicas ya se exporta a todas partes. Se trata del Shinrin-yoku -(森林浴) en japonés y mandarín, Sanlimyok (산림욕) en coreano-, traducida al español como “baños de bosque” y hoy te contamos en qué consiste.

Qué es Shinrin-yoku, la terapia japonesa para reducir el estrés

Bosque de bambú en Kyoto/Imagen: Olivia Cheung

Al año entre 2,5 y 5 millones de japoneses, afectados por problemas como la hipertensión, la ansiedad o el estrés reciben sesiones de Shinrin-yoku en alguno de los 62 centros oficiales designados por la Agencia Forestal de Japón. La técnica es sencilla, prácticamente gratuita -a excepción de los formadores- y su efectividad ha sido comprobada por la ciencia: un baño de bosque se trata de dos horas de paseo relajado por el bosque, con ejercicios de respiración adecuados orientados por monitores especializados.

Antes y después de cada sesión, se mide la presión arterial y otras variables fisiológicas de los participantes, que ven aumento en el nivel de suero de la hormona adiponectina, mejoran su concentración y benefician a su sistema nervioso. La investigación ha avalado la reducción del insomnio, la ira, la depresión, la tensión o la ansiedad de las personas que se han sometido de forma regular a la técnica Shinrin-yoku, que también puede -y debe- realizarse de forma preventiva, y no paliativa. Esto es fundamental en un país como Japón, donde hay 10.000 fallecimientos anuales de víctimas de karoshi -término que designa el concepto de muerte por exceso de trabajo-.

Los mejores ejercicios y técnicas de meditación para combatir el estrés

España, y especialmente Cataluña, abandera el uso de la terapia de bosque dentro del espacio de la Unión Europea. En nuestro país se realizan actividades de una a cuatro horas que abarcan los distintos sentidos y también incluyen un importante componente espiritual ligado a la tradición sintoísta y budista. En el siguiente enlace puedes consultar información del Instituto DKV de la Vida Saludable sobre los bosques españoles e iniciativas nacionales para la práctica del Shinrin-yoku.

No solamente los baños de bosque pueden contribuir a la relajación y a una conexión necesaria del ser humano con la naturaleza: algunas propuestas como las saunas periódicas -cuyos orígenes apuntan a la gélida Finlandia-, las oficinas verdes, el emprendimiento ligado al rural, las ecoaldeas o la puesta en marcha de huertos urbanos son diferentes ingredientes a considerar como salidas y puertas de retorno a la tierra en este siglo de prisa, tecnodependencia y asfalto.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.