Salud

Qué debes eliminar de tu rutina para adelgazar, según los expertos

Escrito por Eduardo Álvarez

Si quieres perder peso, es posible que debas hacer unos cuantos cambios en tus hábitos diarios. Por eso, te mostramos qué debes eliminar de tu rutina para adelgazar.

¿No consigues perder peso? Si haces dieta y no adelgazas o simplemente no paras de ganar kilos aunque has hecho todo lo posible para evitarlo, algo falla. El problema no siempre está en la salud o en tu metabolismo: puede que cometas errores en tu rutina diaria que te impiden adelgazar.

Qué comer antes de dormir si quieres perder peso, según la ciencia

Estos hábitos del día día no te permiten perder peso, y lo que es peor, seguramente están tan enraizados que ni siquiera has notado que están actuando como un “freno” a tu planificación. De nada sirve que hagas dieta o ejercicio si no evitas cometer estos errores frecuentes que impiden perder peso.

1. No planificas tu alimentación

Hagas dieta o no, es importante que un día a la semana te sientes a planificar qué vas a comer durante los próximos días. Este truco no sólo te permitirá ahorrar dinero al ir a hacer la compra, ya que sólo comprarás lo que necesitas, sino que también te ayudará a perder peso.

¿Por qué? Sencillo: si no sabes qué vas a comer, cada día terminarás comiendo lo que más te apetezca. Si tienes hambre, por pura naturaleza terminarás comiendo alimentos hipercalóricos. Es la forma que tu cuerpo tiene de aprovisionarse de energía.

2. Eliminas la grasa pero no el azúcar

La grasa ha sido acusada de todo tipo de males a lo largo de los años, pero no siempre es así. Ahora sabemos que los verdaderos culpables de la epidemia de la epidemia de obesidad y enfermedades cardiovasculares son el azúcar y las grasas saturadas.

Por eso debes suprimir las dos, pero no toda la grasa. Este nutriente te ayuda a mantenerte lleno y por lo tanto evita que piques entre horas. La grasa es buena en su justa medida siempre que no sea saturada -patatas fritas o dulces- mientras que el azúcar añadido debe ser evitado al 100%. Además de engordar, se ha demostrado que guarda relación con el cáncer.

Es probablemente uno de los errores que te impiden adelgazar más comunes, sobre todo debido a la gran cantidad de productos bajos en grasas y ricos en azúcares que hay en todos los supermercados.

3. Salsas

Si haces dieta, la tentación de añadir algún tipo de salsa a la comida es grande. Quizás no te gusta lo que estás comiendo y piensas que entrará mejor con un poco de ketchup, mayonesa u otro aditivo.

Esto es un error, pues prácticamente todas las salsas son ricas en calorías, grasas y azúcares. Por lo tanto, debes buscar otras formas de hacer tu comida más apetecible.

4. Crees que es bueno tomar zumos

El zumo, incluso si es natural, no es equivalente a la fruta. Al exprimir la pieza de fruta estás desperdiciando toda la fibra y quedándote con el azúcar en estado líquido. Es uno de los hábitos que impiden perder peso frecuentes en todo el planeta.

Lo ideal es que o bien tomes la pulpa de la fruta o directamente comas la fruta completa. La fibra es donde está la mayoría de nutrientes y además el elemento que te hace mantenerte lleno.

5. Sólo la dieta te hará perder peso

Controlar lo que comes -más que cuánto comes- es importante, fundamental para perder peso. Eso sí, seguramente no sea suficiente. Además de seguir una dieta sana y equilibrada, el ejercicio físico es imprescindible.

En la medida de tus posibilidades, ejercitarse no sólo quema calorías y ayuda a perder grasa, sino que tiene una serie de beneficios físicos y psicológicos adicionales.

6. Haces ejercicio mal

Hay mucha gente que hace deporte, que corre y que no adelgaza. Esto ocurre porque el cuerpo es muy eficiente y automáticamente se adapta cuando detecta cierto nivel de exigencia.

El primer día de entrenamiento te costará mucho, luego menos, y así sucesivamente hasta que prácticamente ni lo notes. Por eso es importante cambiar de ejercicio o subir la intensidad para aumentar la quema de calorías.

7. No duermes bien

Dormir bien es clave para tener energía física y mental. Si no lo haces, tendrás problemas de salud de todo tipo y una probada tendencia a engordar y poner kilos.

Para sacar adelante tu rutina, no caer en la tentación de picar entre horas y poder hacer el ejercicio que necesitas, es preciso que descanses bien por las noches. Una buena siesta no compensa los efectos de una noche en vela, por si te lo estabas preguntando.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez