Salud

Por qué la moda de beber agua con limón en ayunas no sirve para nada

Por qué la moda de beber agua con limón en ayunas es inútil

Te explicamos por qué la moda del agua con limón en ayunas, tan popular en los últimos tiempos, es estéril y cuáles son los efectos que este sencillo preparado consumido nada más levantarse tiene sobre tu salud.

¿Alguna vez te han recomendado beber un vaso de agua tibia con limón al levantarte como medida depurativa, para adelgazar y perder peso, librar a tu organismo de toxinas, rehidratarte tras la pérdida nocturna de líquido debido a la transpiración o acondicionar tu sistema digestivo antes del desayuno? Si la respuesta es sí -ya que es una moda que ha cobrado importancia en los últimos tiempos-, tenemos una mala noticia para ti: de las bondades prometidas con la ingesta de esta bebida, que ha elevado a la limonada de toda la vida al estatus de bebida del olimpo-, pocas o casi ninguna son realidad ni poseen evidencia científica. 

Desde la sección de Consumo Claro de Eldiario.es, Jordi Sabaté -periodista especializado en consumo y salud, ingeniero técnico agroalimentario y licenciado en botánica-, destapa esta duda, revelando que de todos los beneficios prometidos por el hecho de beber un vaso de agua con limón por la mañana -desde la estimulación intestinal a la “alcalinización del cuerpo” o el poder saciante de la fibra del limón, así como las propiedades quemagrasas y anticancerígenas de sus polifenoles-, solamente se cumple la hidratación, pero ojo, no más que la que aporta beber un vaso de agua sin más. 

11 especias con propiedades medicinales para tu salud

El experto recuerda que el resto de beneficios son mitos y habladurías sin respaldo nutricional o científico y que muchas veces responden a vaguedades como el concepto de “depuración corporal”. Si la persona no ingiere la pulpa del limón no obtendrá fibra vegetal, ya que esta no se encuentra presente en el zumo. Además, el potencial saciante lo posee cualquier líquido como el agua, el café, el té o las infusiones.

Por su parte, los polifenoles se encuentran mayoritariamente en los poros de la cáscara, y pese a que sí que está demostrado su potencial para inhibir la formación de materia grasa, sería preciso consumir una cantidad desproporcionada para nosotros. Aunque por supuesto que el zumo de limón aporta vitamina C a nuestro organismo, este vaso con una cuarta parte de limón ni siquiera cubre el mínimo diario, estipulado en 90 mg/día en hombres y 75 mg/día en mujeres. Puedes consumir perejil, pimiento rojo, papaya, piña, kiwi o brócoli para completar este aporte. Tampoco existen evidencias de que esta bebida matutina mejore la calidad de tu piel ni que estimule la síntesis de colágeno dérmico. 

La cara B del vaso de agua con limón: caries y daños para el esmalte o el estómago

Sabaté alerta de que, al margen de la escasez de beneficios de este producto de moda, el vaso de agua con limón en ayunas  puede acentuar problemas de acidez estomacal o agravar un principio de úlcera gástrica, ya que el bajo pH del zumo de limón acidifica más la mucosa. 

Cuánta fruta hay que comer al día, según los dietistas

Otro de los daños más severos es que el agua con limón puede afectar de forma negativa a tus piezas dentales, ya que los ácidos del limón son especialmente corrosivos para el esmalte y también pueden servir de alimento a tus caries.

Si deseas mejorar el aporte vitamínico, lo recomendable es incluir en el desayuno varias piezas de fruta con pulpa incluida, que también son saciantes y ricas en fibra, entre otras muchas propiedades. Estas son más idóneas para enriquecer la flora intestinal.

Fuente | Consumo Claro

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.