Salud

Por qué deberías leer más, según la ciencia

Por qué deberías leer más, según la ciencia

La ciencia ha avalado los beneficios de leer para tu salud en múltiples ocasiones y a través de diversos estudios. Te contamos cómo los libros pueden potenciar tu empatía, tu capacidad para aprender idiomas o tu creatividad.

Las personas apasionadas de la lectura sabemos que sumergirnos entre las páginas de una novela nos ayuda a viajar sin movernos del sitio, meternos en el pellejo de toda clase de personajes dispares o vivir miles de vidas totalmente diferentes a la nuestra. Pero además de adquirir conocimientos, experimentar emociones o evadirnos de la realidad, leer es una fuente de beneficios para la salud. 

Los 24 libros que nos contaron el futuro antes de tiempo

Si todavía no estás seguro de ello, o no conoces con exactitud las ventajas que los libros pueden brindar a tu mente y a tu cuerpo, te proporcionamos a continuación hasta seis razones para leer más, según la ciencia.

5 motivos para leer más, en base a estudios científicos

  • Reduce el estrés: En 2009, científicos de la Universidad de Sussex en el Reino Unido analizaron cómo diferentes actividades contribuyen a la reducción del estrés midiendo la frecuencia cardíaca y la tensión muscular. Los resultados arrojaron que leer un libro o periódico durante seis minutos redujo los niveles de estrés de las personas en un 68%, un efecto más fuerte que salir a caminar (42%), beber una taza de té o café (54%) o escuchar música (61%) . Según los autores, la capacidad de estar completamente inmerso y distraído es lo que hace que la lectura sea la manera perfecta de aliviar el estrés.
  • Alarga la esperanza de vida: Una dosis diaria de lectura puede alargar tu vida, según una investigación llevada a cabo por un equipo de la Universidad de Yale, que analizó este hábito en más de 3600 adultos mayores de 50 años durante 12 años. Las conclusiones revelaron que aquellas personas que leyeron 30 minutos al día vivieron casi dos años más que quienes leen revistas o periódicos. Los participantes que leyeron más de 3,5 horas por semana tenían un 23% menos de probabilidades de morir, mientras los que leyeron menos de 3,5 horas por semana tenían un 17% menos de probabilidades de morir.
  • Mejora tu habilidad para aprender idiomas y otros conocimientos: En la década de 1990, el pionero de la lectura Keith Stanovich llevó a cabo docenas de estudios de lectura para evaluar la relación entre las habilidades cognitivas, el vocabulario, el conocimiento fáctico y la exposición a ciertos autores de ficción y no ficción. Para ello, se sirvieron de la prueba de reconocimiento de autor (ART), que es un fuerte predictor de la habilidad de lectura. El resultado promedio de estos estudios determinó que los lectores ávidos tenían alrededor de un 50% más de vocabulario y un 50% más de conocimiento basado en hechos. La lectura predice y contribuye a esas habilidades, afirma también Donald Bolger, un profesor de desarrollo humano de la Universidad de Maryland que investiga cómo el cerebro aprende a leer. “Es como un efecto de bola de nieve, mientras mejor lees a la lectura, más palabras aprendes. Cuantas más palabras aprendas, mejor podrás leer y comprender, especialmente cosas que habrían estado fuera de tu campo de especialización”.

Por qué deberías leer más, según la ciencia

  • Mejora la empatía: Un estudio de la Universidad de Harvard publicado en 2013 expuso a un grupo de voluntarios a leer ficción literaria (como “Corrie” de Alice Munro), ficción popular (como “Space Jockey” de Robert Heinlein), no ficción (como “Cómo la patata cambió el mundo” de Charles Mann), o nada. Tras cinco experimentos, los lectores de ficción literaria obtuvieron un mejor desempeño en tareas como predecir cómo actuarán los personajes e identificar la emoción codificada en las expresiones faciales. “Si nos enfrentamos a personajes llenos de matices, impredecibles y difíciles de entender, es más probable que nos acerquemos a las personas en el mundo real con el interés y la humildad necesarios para tratar con individuos complejos”, apuntó David Kidd al respecto a la revista Mental Floss.
  • Impulsa la creatividad y la toma de decisiones: “En nuestra vida real, a menudo sentimos que tenemos que tomar una decisión, y por lo tanto cerramos nuestra mente a la información que eventualmente podría ayudarnos“, afirma Maja Djikic, psicóloga de la Universidad de Toronto. Por ello, cuando leemos ficción abrimos nuestra mentes. Esta investigadora condujo un estudio en el que 100 personas fueron invitadas a leer una historia ficticia o un ensayo de no ficción, tras lo que deberían completar cuestionarios destinados a evaluar su nivel de cierre cognitivo, que es la necesidad de llegar a una conclusión rápidamente y evitar la ambigüedad en el proceso de toma de decisiones. Los lectores de ficción demostraron ser más flexibles y creativos que los lectores de ensayos.

Fuente | Mental Floss

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.