Alimentación Salud

Pequeños cambios en tu dieta que darán grandes resultados para adelgazar

bascula adelgazar perder peso
Escrito por Eduardo Álvarez

No siempre hace falta seguir una dieta muy estricta para perder peso, muchas veces es suficiente hacer pequeños cambios en tus hábitos alimenticios y de sueño para perder peso. Hoy te traemos una serie de cambios en tu dieta que darán grandes resultados.

Como seguramente sabes, perder peso no es nada fácil. Es una lucha constante, aunque no debería ser así. De hecho todo será mucho más fácil si adoptas ciertos hábitos y costumbres, cambios menores en tu dieta que te ayudarán a adelgazar.

Perder peso más rápido y fácil es posible limando errores que cometes en tu día a día, como por ejemplo creer en algunos mitos sobre la alimentación que se han probado absolutamente falsos.

Son muchas las personas que tienen problemas para adelgazar -problemas médicos aparte- porque simplemente no han prescindido de algunos usos y costumbres poco saludables o simplemente no han cambiado a una mentalidad más activa físicamente hablando.

3 factores que comparten las dietas eficaces para adelgazar

A continuación damos algunos consejos para hacer cambios en la dieta y perder más peso sin demasiado esfuerzo, aunque si no llevas una dieta equilibrada servirá de poco o casi de nada, pero toda ayuda se agradece.

1. Para picar, fruta

fruta variada

En lo que respecta a snacks para picar entre horas, la cosa está clara: la fruta es lo mejor que puedes comer. Es rica en fibra, por lo que entra dentro de la categoría de alimentos saciantes. Además contiene agua y nutrientes esenciales como vitaminas y minerales.

La alternativa suele ser un alimento procesado o bollería industrial, dos alimentos que sí debes suprimir para siempre de tu dieta.

2. No dejes de beber agua

vaso de agua

Aunque se dice que hay que beber entre 1 y 2 litros de agua al día, todo depende de la persona y del estilo de vida que siga. Si haces deporte lo normal es que esa cifra se multiplique.

Lo bueno del agua no es sólo que te mantiene hidratado, sino que te sacia. No puedes alimentarse a base de ella, y de hecho no es recomendable sustituir una comida por agua en abundancia, pero ayuda si combinas ambas cosas.

3. Duerme más

Hay estudios científicos que relacionan la falta de sueño con el sobrepeso. Esto es motivo más que suficiente para que tomes este hábito para adelgazar: dormir al menos siete horas al día

Así te sentirás mucho más reposado, más activo y con más energía para afrontar la rutina. Es imprescindible sobre todo si haces ejercicio, parte clave de la pérdida de peso.

4. Las grasas, que sean insaturadas

Alimentos antiinflamatorios

Los cambios en la dieta para perder peso no siempre tienen que ser para excluir alimentos. También pueden ser para incluir otros que por sus propiedades o beneficios te puedan ayudar.

Es el caso de las grasas insaturadas, injustamente asociadas a las consecuencias negativas de las saturadas. Son sobre todo las grasas de origen vegetal o lácteo, como el aceite de oliva.

Las puedes tomar con moderación y tranquilidad, pues tienen muchos nutrientes y además sacian tu estómago.

5. Come en platos pequeños

platos-pequenos-comida

Psicológicamente, comer en platos grandes puede hacer que comas más. Las raciones parecen más escasas en este tipo de servicio, así que reducir el tamaño del plato puede ser un pequeño cambio que te ayude a adelgazar.

Lo ideal es también mezclar varios alimentos en una misma comida, así potencias la cantidad de nutrientes distintos que puedes obtener.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez