Salud

El agua cruda, el peligroso y absurdo “lujo” nacido en Silicon Valley

El agua cruda, el peligroso y disparado "lujo" consumido en Silicon Valley

Además de la meca de la innovación tecnológica, Silicon Valley es un epicentro en el que surgen disparatadas modas propias de excéntricos millonarios y descerebrados inversores. La última se trata del agua cruda, y entraña muchos riesgos para la salud.

El agua cruda es el último “lujo” absurdo y repleto de riesgos que propagan algunas startups de Silicon Valley. Allí también nacieron iniciativas ya defenestradas y ausentes del mercado como Juicero, una estafa que comercializaba falsos exprimidores de zumo por 700 dólares.

Esta nueva moda pseudocientífica, cuyo producto ofertan compañías como Live Water -que promete a los consumidores éxito y alineación con la naturaleza- o Zero Mass Water -cuyo artefacto promete “fabricar agua potable de la luz del sol y del aire”- se conoce como agua cruda o agua bruta, y alude a aquella que no ha recibido ningún tratamiento,​ y que por norma general se encuentra en fuentes y reservas naturales de aguas superficiales y subterráneas.

¿Cuánta agua debes beber al día?

Consumir agua cruda, algo que ya sucede en nada más y nada menos que 15 millones de hogares estadounidenses y que propugnan numerosas startups y defienden personas como Doug Evans, el creador de Juicero, es sumamente peligroso: las aguas subterráneas pueden contener arsénico y microbios mortales, la propia de las praderas, desiertos y montañas puede estar contaminada por excrementos de animales. Hasta la de la lluvia guardada en barriles puede tener materiales perjudiciales y larvas de insectos.

Sin someterse a pruebas rutinarias que garanticen la seguridad contaminantes agrícolas como los nitratos o metales como el uranio pueden aparecer en el agua cruda, pudiendo aparecer primero riesgos agudos y más tarde crónicos para la salud, como aseguró el doctor Donald Hensrud, director del Programa de vida sana en la Clínica Mayo en Rochester (Minnesota) a The New York Times.

Segmentada por la tarjeta de crédito: el agua cruda es una moda para ricos

Calificada para “pijos” o “idiotas ricos” por diversos medios y publicaciones especializadas, el agua cruda avanza precedida por su fama y no de su bajo coste, ya que son pocos los bolsillos que se la pueden permitir. Sin ir más lejos, una garrafa de 9,5 litros de agua cruda de Live water cuesta 36,99 dólares. Así, compañías como esta o Torumaline Spring en Maine o Zero Mass Water en Arizona están amasando cuantiosos beneficios. La última de las mentadas instalan sistemas para que las personas puedan instalar sistemas de recogida de agua de lluvia, que no se somete a ninguna clase de tratamiento o análisis.

Algunos van más allá de la cordura y abrazan teorías conspiranoicas: Mukhande Singh, el fundador de Live Water cree que el Estado envenena en agua con drogas anticonceptivas y el director de Tourmaline Spring, Seth Pruzansky, y su agua de “vida sagrada” cree que la población es controlada mediante floruros en el agua para controlar a la población. Por si las moscas, las bases legales siempre apuntan a que la responsabilidad del consumo en última instancia, como no, recae en el usuario. 

Lo paradójico de esta absurda moda es que, mientras en la meca de la innovación consumen agua no tratada, y que puede contener patógenos que propicien enfermedades como el cólera, la hepatitis o la salmonelosis, la Organización Mundial de la Salud revela que tres de cada diez personas en el mundo carecen de acceso a agua potable, lo que se contabiliza a nivel global como 2.100 millones de individuos en todo el planeta. Además, cerca de 842.000 personas mueren al año debido a la insalubridad del agua y de un saneamiento y una higiene deficientes. En el reducto pudiente del mundo, los más ricos miran a otro lado y siguen vendiendo humo.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

1 Comentario

  • Tienes razon el aparato de jugos es ridiculo, yo compre uno centrifugo para jugos, pero de los vegetales aqui en Nueva York no se sabe su procedencia o si estan modificados geneticamente o si fueron cultivados en tierra depleta de nutrientes y cuando los obteniste los vas a lavar en agua tan cargada de cloro que podrias blankear tu ropa en ella y no es una exageracion tienes que dejarla a que repose un poco para que salga el olor. Oh y del fluoruro en el agua este no es de origen natural es derivado del desecho de las grandes empresas de aluminio y pesticidas. Controversial el aggregar fluoruro dice la compania Suezwater proveedora del agua en su sitio de internet. Yo tengo dano a mi quijada y dientes gracias a esa agua contaminada. Nosotros deberiamos de tener la mejor agua y lla que tenemos las reservas mas grandes del mundo pero el gobierno le agrega esos contaminantes aunque la misma ley dice que debe medicar a nadie sin su conocimiento. Ahora voy a hacer mi jugo! Con que agua deberia lavar los vegetales con la contaminada del grifo o con la de botellon de plastico? Como vez es dificil de decidir y hay otros que aprovechan nuestra fustracion!