Salud

Los mejores trucos caseros para la tos

Los mejores trucos caseros para la tos

Recopilamos los mejores remedios caseros para la tos que te permitirán aliviar los síntomas y encontrarte mejor recurriendo a ingredientes naturales y económicos que seguramente ya tengas en tu hogar.

La tos tiene lugar cuando polvo, polen, virus o bacterias irritan tus vías respiratorias. Esta se origina debido a la estimulación inflamatoria, mecánica, química o térmica de los receptores de la tos, cuyos orígenes pueden ser variados y obedecer a la bronquitis bacteriana o vírica, el resfriado común o el consumo excesivo de tabaco. Tu cuerpo trata de liberarse de las sustancias dañinas y busca limpiar los pasajes respiratorios.

11 especias con propiedades medicinales para la salud

Aunque no sea síntoma de una enfermedad grave, la tos constituye una molestia para la rutina diaria: frena el rendimiento laboral, aumenta tu irritabilidad, lastra la calidad de tu sueño e incluso entorpece tus comidas o tu digestión. Sin embargo, no es cuestión de atiborrarse con todos los productos que estén a tu alcance en la farmacia, sino que existe una amplia gama de trucos caseros para la tos, de fácil preparación y con ingredientes naturales que te garantizarán fantásticos resultados.

Los mejores remedios caseros para aliviar la tos

  • Jarabe de miel: Seguramente ya sepas los excelentes beneficios que proporciona la miel, con gran capacidad para combatir los microorganismos de la tos y aliviar la irritación en la garganta, especialmente si tienes exceso de mucosidad. Puedes preparar un jarabe natural con media taza de miel pura y una cucharadita de pimienta molida, tomándola como jarabe o a través de un spray.
  • Preparado de ajo, aceite de oliva y tomillo: El ajo es uno de los antibióticos naturales por excelencia, ideal para destapar los bronquios. Puedes pelar y machacar varios dientes y agregar una taza de aceite de oliva y un par de ramas de tomillo fresco, dejando que se maceren al menos durante un día. Después, lo ideal es que consumas una cucharada en ayunas todas las mañanas.
  • Vapor de eucalipto y limón: El vapor es un truco para la tos seca y la congestión. Puedes hervir un litro de agua a la que añadirás el zumo de un limón y un puñado de hojas de eucalipto. Aspira esos vapores y benefíciate de las propiedades antibacterianas de estos elementos.
  • Jarabe de miel, jengibre y limón: Este preparado es recomendable para la tos seca, la congestión y la secreción nasal, fortalece el sistema inmunitario, alivia la sequedad de nariz y garganta y combate los virus. ¿Cómo elaborar este jarabe? El proceso es muy sencillo: necesitas una raíz de jengibre, una taza de miel y dos limones cortados en rodajas. En un frasco de vidrio, es recomendable que reposen durante 24 horas.
  • Leche y miel, como los niños pequeños: Si eres un poco tiquismiquis con la ingesta de remedios caseros para la tos, calienta un vasito de leche y añádele un par de cucharaditas de miel, repitiendo el remedio varias veces al día. Además, te permitirá dormir mejor.

Los mejores trucos caseros para la tos

  • Cebolla en la mesita de noche: Este popular remedio transmitido de generación en generación es de lo más efectivo. Para ponerlo en práctica, debes cortar una cebolla en varios trozos, ponerlos en un cuenco y situarlos cerca de tu cama, para poder respirar sus efluvios a lo largo de la noche. En solamente media hora, ya comenzará a hacer efecto.
  • Baño caliente: Ya que el vapor suaviza las vías respiratorias, es positivo para expulsar las flemas de tus pulmones y garganta y reduce tu congestión nasal, darte un baño caliente es un remedio natural fantástico que además, te permitirá relajarte y disponer de un rato para ti.
  • Té de pimienta negra y miel: Para la tos húmeda este remedio se parece al primero de la lista, pero convertido en infusión. Para ello, mezcla una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, y a continuación llénala con agua hirviendo. Permite que quede a remojo durante 15 minutos, cuela la mezcla y bebe.
  • Té de tomillo: El tomillo es una excelente planta, con larga tradición en países como Alemania, para la tos, las infecciones respiratorias o la bronquitis, ya que relaja los músculos de la tráquea y reduce la inflamación. Machaca dos cucharadas de tomillo y mézclalas con una taza de agua hirviendo. Añádele miel y limón para añadirle fuerza al remedio.
  • Infusión de romero: Prepara una cucharada de esta planta seca (hojas y flores) por cada taza de agua. Cuando esta se encuentre a punto de hervir, apaga el fuego, tira la planta y deja que repose con tapa durante tres minutos. Se pueden tomar hasta tres tazas al día.
  • Raíz de regaliz: La raíz de regaliz -denominada ororuz- ha sido empleada a lo largo de ñps siglos para tratar la tos. El orozuz puede ayudar a suavizar las gargantas inflamadas o irritadas para curar la tos. Para consumir este ingrediente, puedes optar por chupar directamente el palo de orozuz o dejarlo hervir durante veinte minutos. Puedes colarlo, añadir una cucharada de miel y un limón y beber.
  • No olvides tomar muchos líquidos: Desde las infusiones a zumos naturales o simplemente agua, es importante que bebas al menos dos litros de líquidos al día, que mantendrán tus membranas húmedas.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.