Salud

Los 4 errores que cometes cada mañana al echarte desodorante

desodorante en el cuarto de baño
Escrito por Eduardo Álvarez

Echarse desodorante es una tarea rutinaria en la que cometemos más errores de lo que pensamos. En concreto, estos son los que cometemos con más frecuencia.

Ducharse, secarse, echarse desodorante y salir de casa. Esta es la costumbre diaria de millones de personas en todo el mundo, aunque puede que por el camino estemos cometiendo importantes errores que minimizan el efecto del aseo personal. Por ejemplo, hay en concreto cuatro fallos que cometemos al utilizar desodorante.

No es un proceso con mucha ciencia, aunque según un grupo de expertos parece que aún no hemos entendido bien cómo funcionan los desodorantes con antitranspirante, los más comunes a día de hoy. Tanto en formato spray como en roll on, hay varias pautas a seguir si quieres que funcione a la perfección.

1. Echarte desodorante al salir de la ducha

Cuando sales de la ducha, tu piel está mojada. Aunque te seques a conciencia, siempre quedan restos de humedad en los poros. Eso hace que el efecto del antitranspirante sea mucho menor si te lo aplicas inmediatamente tras salir de la ducha.

2. Usarlo en la mañana

Este punto si es una auténtica curiosidad: el desodorante debe aplicarse en la noche, no en la mañana. Es la forma de darle tiempo para que la piel lo asimile completamente y haga efecto.

3. No dejar que se seque por completo

Como consecuencia lógica del anterior punto, debe quedar claro que en caso de no secarse completamente, el desodorante antitranspirante hace un efecto menor. Si no debes ponértelo en la mañana, tampoco debes vestirte inmediatamente después de aplicarlo.

4. Utilizarlo demasiado a menudo

El efecto de los antitranspirantes modernos dura unas 48 horas en la mayoría de los casos. No hay motivo para aplicárselo a diario, aunque te duches todos los días.

[Fuente: Cosmopolitan]

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez