Salud

La relación entre nuestro estilo de vida y coeficiente intelectual

cerebro inteligencia humana

Determinadas costumbres y los distintos estilos de vida afectan nuestro coeficiente intelectual y viceversa: tu nivel de CI puede afectar tu vida notablemente.

Vivir una vida con un nivel alto de coeficiente intelectual no tiene por qué implicar vivir una vida exitosa, hay infinitos factores que pueden jugar a nuestro favor o en nuestra contra. No obstante, exitosa o no, nuestra vida si se ve afectada por nuestro nivel de coeficiente intelectual. Y eso no es todo: nuestro estilo de vida también puede afectar nuestro coeficiente intelectual.

Recientemente un estudio sobre la genética detrás de la inteligencia humana desveló 40 nuevos genes relacionados con nuestras habilidades cognitivas. Dichas investigaciones elevan la cantidad de genes conocidos por influir en la inteligencia a 52. Sin embargo, este gran avance supone solo el 5% de la variación en el coeficiente intelectual de las personas.

Por lo tanto, la explicación detrás de la inteligencia humana continúa siendo, en gran parte, un misterio. No obstante, otros pequeños estudios al margen de la genética arrojan algo de luz sobre el asunto.

  • La lactancia materna: Algunos estudios han observado la relación entre la lactancia materna y el desarrollo cognitivo. Una investigación publicada en la revista Jama Network examinó el efecto que podía tener la duración y la exclusividad de la lactancia materna de 1.312 mujeres en el desarrollo cognitivo de los niños hasta los siete años de edad.Los resultados demostraron que los niños que se habían alimentado con pecho de forma prolongada, a los tres años mostraban un nivel más alto de inteligencia verbal-lingüística y a los siete, su nivel de coeficiente intelectual también era superior que el de los menores que no habían tomado pecho. Así, afirmaron que la lactancia materna durante el primer año de vida podría incrementar la inteligencia del niño hasta cuatro puntos.
  • La comida basura: Una investigación publicada en el Journal of Epidemiology and Community Health demostró que los menores que habían consumido comida basura procesada antes de los 3 años tenían peores resultados al realizar pruebas de coeficiente intelectual a los 8 años. Así, parece que una dieta rica en vitaminas y minerales favorece este tipo de inteligencia.

¿Hackear nuestro cerebro? Un temor más real de lo que parece

Así, el nivel de coeficiente intelectual también tiene importantes efectos en distintos aspectos de nuestra vida:

  • Personalidad: Según en psicólogo Scott Kaufman la capacidad creativa de los individuos puede detectarse a través de un test de coeficiente intelectual.
  • Esperanza de vida: Numerosos estudios encuentran una relación entre el nivel de coeficiente intelectual y la esperanza de vida; no obstante, aún no hay indicios de porqué existe esta relación. Según una investigación llevada a cabo en la Universidad de Edimburgo, 15 puntos de coeficiente intelectual equivale a un 21% de probabilidades de superviviencia – es decir, una persona con 115 puntos, 15 más que la media, tiene un 21% más de probabilidades de estar vivo a los 76 años.

El nivel de coeficiente intelectual de los ciudadanos también tiene un impacto a nivel global, no sólo en la vida de cada uno.

  • El PIB per capita: Un estudio publicado en la revista Psychological Science puso de manifiesto el impacto que tienen las aportaciones del 5% de personas más inteligentes de un país en la economía del mismo. Cada punto que se suma al nivel de coeficiente intelectual medio equivale a 229 dólares más en el PIB per capita del país.

Vía | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!