Salud

La realidad virtual dedicada a la salud moverá 285 millones de dólares en 2022

La venta de cascos de realidad virtual se multiplicará por 10 de aquí a 2020

Los analistas prevén un crecimiento exponencial para las terapias, simulaciones y programas de formación médica basados en la realidad virtual.

La realidad virtual parece haber encontrado -con permiso de la industria del entretenimiento- su gran nicho de negocio en el terreno de la salud y la medicina. Así, ya hemos visto propuestas muy interesantes para aplicar estas experiencias inmersivas al tratamiento del Asperger, la exploración psicológica o en el acompañamiento en la recuperación tras una paraplejia. Conatos, principios tan sólo de lo que está por llegar.

O al menos eso asegura la firma de análisis ABI Research, que ha hecho público un informe en que revela un creciente interés de los profesionales médicos, hospitales e instituciones de la salud en torno a esta incipiente tecnológica. Tanto es así que la consultora cifra en 285 millones de dólares el mercado potencial de la realidad virtual aplicada a la medicina para el año 2022. En la actualidad, esa cifra apenas supone 8,9 millones de dólares, con lo que el crecimiento estimado a cinco años vista es más que exponencial.

Así está la Realidad Virtual en España a día de hoy

En el ámbito médico, se prevé que la realidad virtual tenga una creciente relevancia no sólo en la terapia o el entrenamiento de pacientes y médicos, sino también en aplicaciones relacionadas con la cirugía e investigación médica.

En la actualidad, las aplicaciones terapéuticas son las más utilizadas y tienden a centrarse en terapias médicas que requieren supervisión médica, por ejemplo, la terapia para el trastorno de estrés postraumático (TEPT) o terapias no médicas que no requieren supervisión como las aplicaciones de VR para la gestión del sueño. Y, como comentábamos, muchos centros de salud han probado simulaciones inmersivas de VR para tratar a pacientes con ansiedad, PTSD, gestión del dolor y neuro-recuperación.

Los analistas de ABI Research señalan, no obstante el enorme potencial de la realidad virtual para la formación médica y quirúrgica. “Los programas de capacitación y simulación mediante VR han demostrado su eficacia en la formación de estudiantes de medicina y cirujanos. Esta tecnología proporciona un ambiente realista, con múltiples repeticiones para la práctica, y ahorra costes al reducir el número de profesores requeridos”, explica la consultora en su informe.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.