Salud

La mejor postura para dormir, según la ciencia

dormir bien

Te contamos cuál es la mejor postura para dormir según la comunidad científica y los beneficios que implica para obtener un perfecto descanso y recibir numerosos beneficios físicos.

No suele existir un consenso absoluto a la hora de decidir el número de horas exacto que una persona precisa para estar descansada al día siguiente o si dormir poco es mejor que nada o viceversa. Sin embargo, los científicos coinciden en subrayar la mejor posición a la hora de dormir, aquella que te podrá proporcionar un mejor rendimiento al día siguiente y que logrará que te levantes relajado, lleno de energía y con numerosas ventajas para el funcionamiento de tu organismo.

¿Qué puedes hacer cuando tus pensamientos no te dejan dormir?

La mejor postura es dormir de lado o, cómo se denomina de forma técnica, decúbito lateral, y preferentemente decúbito lateral izquierdo. Esta postura favorece los procesos del sistema glinfático -los mecanismos de limpieza de desechos del sistema nervioso en los organismos mamíferos-, que según un informe reciente de investigadores de la Universidad de Stony Broock, y publicado en el Journal of Nuroscience, funciona de modo más eficaz durmiendo decúbito lateral, contribuyendo a eliminar los residuos en el cerebro y prevenir la aparición de problemas como el Alzheimer. 

Dormir del lado izquierdo también ayuda a aliviar la acidez estomacal, tal y como señala un estudio elaborado con pacientes con reflujo gastroesofágico y publicado en JAMA Internal Medicine. Este análisis midió diversos cambios de hábito, desde dejar de fumar a cenar tarde, beber alcohol o las posturas para dormir, encontrando una diferencia signitificativa en aquellos que dormían habitualmente del lado izquierdo. La ciencia también señala que esta postura es muy beneficiosa para las mujeres ambarazadas, tanto a nivel de ddescanso como de beneficios para el feto.

Cabe destacar que también existe consenso en evitar dormir boca abajo, algo que la ciencia considera la peor posición para dormir, tanto para la espalda como para los pulmones. De hecho, para embarazadas y personas con reflujo gástrico es todavía más contraproducente. Las personas que duermen boca arriba es mejor que lo hagan sin almohada o que esta no esté muy elevada. En esta posición es mucho más probable roncar debido a la presión ejercida en la garganta, aunque también es una postura idónea para la espalda.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.