Salud

Guía de remedios caseros para sobrevivir a los empachos navideños

La mejor guía para sobrevivir a los empachos navideños

Marisco, carnes suculentas con salsa, turrones, mazapán, polvorones, cava, vino… Las abundantes comidas y cenas de Navidad son una joya para nuestro paladar, pero tras ellas, podemos acabar con un empacho considerable. Para prevenirlo o apaciguarlo, hemos preparado estos consejos para ti.

Los empachos son recurrentes durante el período navideño, dadas las citas seguidas que hay con la comida, las cantidades ingentes de dulces, el consumo de alcohol más elevado y las peores digestiones. Este trastorno se caracteriza porque el intestino delgado se inflama tras comer una cantidad de alimentos excesiva. Sus síntomas son el dolor de estómago, la diarrea o el estreñimiento, la acidez, la falta de apetito, las náuseas y el vómito, el cansancio, los gases o el dolor de cabeza.

Todas las claves para vencer al estrés estas Navidades

Las fechas navideñas acumulan todas las papeletas para que sufras algún empacho. Si además de comer en exceso, bebes demasiadas copas, fumas, tomas café tras cada comida, sufres estrés y/o abusas de las grasas, el azúcar o el picante, tienes bastantes probabilidades de padecer este mal.

Queremos darte algunos consejos para prevenir los empachos y una serie de remedios caseros muy útiles tras sufrir un empacho en Navidad.  

Recomendaciones para prevenir los empachos

Estas son algunas de las pautas que puedes seguir:

  1. Evita, aunque hagas alguna excepción en cenas como Nochebuena o comidas como Navidad alimentos grasos, con especias, frituras, bebidas gaseadas, cafeína y alcohol.
  2. Ten cuidado con los productos alimenticios que provocan acidez. Además de los anteriores, destacan el chocolate, las cebollas y el tomate.
  3. Evita las grandes cantidades de comida. Aunque haya muchos platos y postres ricos que te gusten, es importante que procures disfrutarlos, comas sin ansiedad y dosifiques las raciones en cada comida. 
  4. Mastica despacio cada bocado para facilitar una mejor digestión de los alimentos. Los expertos subrayan que lo ideal es masticar unas 20 veces cada bocado.
  5. Evita, en la medida de lo posible, todas aquellas actividades que implican tragar aire: fumar, masticar chicle, comer rápido, o consumir bebidas con gas. 
  6. Intenta no acostarte antes de dos horas de haber ingerido alimentos, especialmente si lo has hecho en abundancia.
  7. Controla tu estrés. Para ello puedes recurrir a prácticas como el yoga, la meditación o las técnicas de relajación. 
  8. Respeta la calidad de tu sueño y descansa las horas que necesites. Estas páginas web pueden resultarte de gran ayuda.
  9. Realiza deporte con regularidad.
  10. Consulta con tu médico o en tu farmacia la interacción del alcohol con tu medicación. 

10 remedios caseros para la indigestión o empacho

  1. Ayuna: Es obvio, pero no sobra decirlo. No pasa nada por estar bastantes horas sin comer si el cuerpo te lo pide tras una indigestión. Recuerda beber agua para permanecer hidratado.
  2. Un vaso de agua con una cuchara de bicarbonato de sodio y limón es ideal para neutralizar los ácidos estomacales y evitar molestias.
  3. El plátano maduro es perfecto para proteger tu sistema digestivo. Si puedes tómalo en puré o hervido, nunca frito, ya que el aceite no es bueno para la acidez.
  4. Unas rodajas de piña: Esta fruta, entre sus diversas propiedas -como la diurética- te ayuda a prevenir las enfermedades ligadas al sistema urinario. Además, contrarrestra y qeuilibra los niveles de ácido ayudándote a combatir la pesadez. Es recomendable tomarla antes de las comidas.
  5. Una taza té de anela te alivia tras el empacho consiguiendo que te sientas más ligero.
  6. Una cucharadita de cáscara rallada de pomelo te ayuda a paliar el dolor estomacal, mejorando el tránsito de los jugos digestivos.
  7. Si te ves capaz, beber un vaso de agua antes de comer con un chorrito de vinagre de manzana -mejor todavía en ayunas- te servirá para limpiar el sistema digestivo, apaleado en estas fechas.
  8. Las infusiones, especialmente la manzanilla o el te de menta pueden ayudarte a calmar el dolor de estómago.
  9. La infusión de jengibre y el jengibre rallado son muy útiles para solucionar problemas de úlceras, gastritis, nauseas y malestares de estomago.
  10. El hinojo y el comino son también buenos remedios para la indigestión, tanto en infusión como -todavía mejor-, masticados y tragados con un vaso de agua.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.