Salud

Gates avisa que debemos prepararnos para combatir el bioterrorismo

Escrito por Marcos Merino

El fundador de Microsoft recuerda en Davos que, aunque sea difícil evaluar la probabilidad de sufrir un ataque de este tipo, los daños potenciales nos obligan a estar preparados.

Esta semana Bill Gates acudió al Foro Económico Mundial de Davos y allí, además de anunciar la creación de un fondo de 1.000 millones de dólares para financiar nuevas vacunas (el Coalition for Epidemic Preparedness Innovations), aprovechó para advertir de una nueva forma de terrorismo que podría ser inminente y para la que, sin embargo, aún no estamos preparados a su juicio. El bioterrorismo es la amenaza que le quita el sueño al fundador de Microsoft y actual CEO de la Fundación Bill & Melinda Gates.

El bioterrorismo es definido por el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos como “la liberación intencional de virus, bacterias u otros gérmenes que pueden infectar o matar a las personas, los ganados o los cultivos“. La Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU explica que “estos gérmenes a menudo se encuentran en la naturaleza, pero a veces pueden hacerse más peligrosos aumentando su capacidad para causar o diseminar enfermedades o para resistir el tratamiento médico”.

Gates entiende que la propagación intencionada de epidemias podría convertirse en un problema grave, que tenemos que aprender a combatir antes de que eso ocurra: “Es muy difícil evaluar la probabilidad de sufrir un ataque bioterrorista, pero el daño potencial sería enorme. […] Estimo que una epidemia, ya sea natural o causada intencionalmente, lo más probable es que llegue a causar 10.000 muertes”.

También reconoce que es complicado hacer frente a esta amenaza porque “se trata de un problema global”, que obliga a los gobiernos a trabajar juntos porque las epidemias “no respetan las fronteras”. Gates ya había expresado su inquietud por este tema el pasado mes de marzo, cuando se sometió a una sesión de preguntas de los usuarios de Reddit: “Me preocupa cómo evitar que un pequeño grupo de terroristas usen armas nucleares o biológicas para matar a millones de personas”, escribió.

Pero él no es la única personalidad de la industria tecnológica preocupada por este asunto. Recientemente el presidente de la aceleradora de startups Y Combinator, Sam Altman, confesó en el New Yorker que acostumbra a debatir con sus amigos sobre cómo podría terminar el mundo, y que una de las teoría más populares es el bioterrorismo. “Después de un laboratorio holandés modificara hace cinco años el virus de la gripe aviar H5N1, hace cinco años, convirtiéndolo en super-contagioso, la probabilidad de que sea liberado un virus sintético letal en los próximos veinte años ha dejado de ser cero“, afirmó Altman.

Vía | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.