Salud

Eterno, la app para pacientes con Alzheimer diseñada por una niña de 12 años

Una niña de 12 años diseña una aplicación móvil que ayudará a los pacientes con Alzheimer

Emma Yang, una niña de 12 años residente en Nueva York, ha desarrollado una app llamada Eterno (Timeless, en inglés) para poder comunicarse con su abuela, enferma de Alzheimer, que vive en Hong Kong.

Más de 44 millones de personas de nuestro planeta padecen Alzheimer, una enfermedad caracterizada por el deterioro mental progresivo, que requiere de múltiples cuidados e implica un gran sufrimiento para los seres queridos del afectado. La joven Emma Yang ha decidido desarrollar una aplicación móvil destinada a apreciar los momentos y recuerdos eternos de la vida. 

La abuela de esta creadora de tan solo doce años, comenzó a tener dificultades para recordar su edad, identificar a las personas o saber sus fechas de cumpleaños. “Nosotras nos comunicábamos a través de fotografías que yo le enviaba, pero ella no siempre reconocía a quienes aparecían en las imágenes”, señala la adolescente, que señalaba que el olvido se veía empeorado por la distancia.

Lo último del `bio-hacking´: chips neuronales para acabar con el Alzheimer

A raíz de su experiencia, detectó el poder de la inteligencia artificial y la tecnología móvil podía ayudar a los afectados por esta enfermedad del Alzheimer, y decidió iniciar un proyecto para que las personas puedan permanecer en contacto con sus seres más queridos.

Las claves de Eterno, una app para recordar

Eternoo cuenta con dos herramientas principales. En primer lugar, la función Actualizaciones permite a los pacientes visualizar lo que están haciendo sus familiares o amigos, ya que estos pueden enviar fotografías diarias de su rutina cotidiana. Gracias a la identificación facial a través del uso de la cámara, la aplicación puede etiquetar sus caras y permitir al usuario reconocer quiénes son. Por otra parte, la herramienta Identificar tiene como fin ayudar al enfermo de Alzheimer a reconocer a sus seres queridos.

El sistema de reconocimiento facial proporciona al paciente los datos del nombre de dicho contacto y su relación o vínculo con esa persona. Además, si el afectado intenta llamar al mismo contacto en dos ocasiones o más durante un periodo de cinco minutos, la aplicación le recordará que llamado recientemente y le preguntará si desea continuar llamando.

La batería comestible que permitirá diagnosticar enfermedades

“Soy una apasionada de la tecnología y su aplicación en el mundo real, y creo que con su creciente poder, los problemas a los que nos enfrentamos hoy en día se pueden resolver“, ha afirmado la joven Emma Young, que ha recibido ayuda de la doctora especialista Melissa Kramps y ha optado a la financiación de la beca Michael Perelstein Memorial. 

Desde los ocho años, esta inquieta desarrolladora menor de edad, tuvo contacto con el lenguaje de programación infantil Scratch, para luego aprender HTML y CSS Web, los secretos del Java y comenzar a emplear aplicaciones como MIT App Inventor. Por ahora, su aplicación para ayudar a los enfermos de Alzheimer es todavía un prototipo, pero ya se está desarrollando una versión más funcional que verá pronto la luz en el mercado. 

De cara al futuro, Emma quiere centrar sus labores profesionales aunando salud y tecnología. “El desarrollo de aplicaciones para ayudar a las personas que están enfermas es algo que, sin duda, me gustaría seguir haciendo”, ha afirmado la talentosa joven.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.