Salud

Estos son los hábitos que debes adoptar para tener la rutina diaria perfecta

rutina diaria planificacion

Cientos de investigaciones científicas arrojan luz sobre cuáles son los mejores hábitos para ser más feliz y productivo. Así sería la rutina diaria perfecta.

Seguro que más de una vez te has preguntado cómo puedes ser más productivo, más energético e incluso más feliz. Pues bien, la ciencia tiene la respuesta.

Partimos de la base de que, para mejorar tu vida, primero tienes que cambiar tus hábitos. Mejorar tu rutina diaria no solo aumentará tu rendimiento en el trabajo, también incrementa tu bienestar físico y mental.

Nuestro nivel de productividad varía en base a lo que comemos, las horas que dormimos e incluso la música que escuchamos. La rutina matutina que adoptes marca tu humor para el resto del día, pero una jornada productiva empieza la noche anterior.

Afortunadamente existen cientos de investigaciones que arrojan luz sobre cuáles son los mejores hábitos para tener una vida mejor. Estas son algunas de las claves para tener una rutina diaria perfecta, según la ciencia:

  • No tomes café nada más levantarte: No necesitas ese chute de cafeína nada más salir de la cama ya que tu cuerpo te lo da naturalmente. Los niveles de cortisol tienden a dispararse entre las 8:00 y las 9:00 de la mañana, y el café puede anular sus efectos naturales. La mejor hora para tomar tu primera taza de café es entre las 9:30 y las 11:00, será mucho más eficaz y beneficioso.
  • Haz ejercicio a primera hora del día: La mejor hora para salir a correr es a primera hora de la mañana – adelgazarás más y además arrancarás la jornada con mucha energía. Al no tener comida en el estómago el cuerpo quema la grasa corporal, no el desayuno. Y, ¿cuál es el mejor tipo ejercicio? Lo que más te beneficiará a primera hora es hacer cardio; probablemente el mejor entrenamiento para despejar tu mente y mantenerte en forma es correr o nadar – además están entre los deportes que más calorías queman.
  • Escoge bien tu desayuno: El desayuno ideal debería llevar proteína, fibra y grasas saludables. Di adiós a los cereales de chocolate y hazte unos huevos revueltos. También hay un gran debate acerca de si el desayuno es la comida más importante, y expertos han llegado a la conclusión de que no: sólo tienes que desayunar si el cuerpo te lo pide.
  • Deja de tomar complementos alimenticios: La mayoría de los complementos alimenticios son inútiles e incluso dañinos. Hay tan solo unos pocos que merece la pena tomar, el resto déjalos a un lado.
  • Cuida tu postura: Si trabajas en una oficina es probable que pases al menos un tercio de tu día sentado en una silla, no cuidar tu postura puede ser muy dañino. Aquí encontrarás las claves para sentarte bien frente al ordenador. Así, también es importante que te muevas a menudo; científicos aconsejan levantarse a estirar las piernas durante dos minutos cada hora.
  • Bebe suficiente agua: La cantidad de agua que tienes que beber cada día varía en función de tus características físicas, las circunstancias ambientales y la actividad física que hagas. Desde TICBeat te facilitamos algunas claves para saber cuánta agua beber cada día. También es recomendable consumir algunos alimentos ricos en agua como coliflor, berenjena, pimientos, espinacas, zanahorias, guisantes y patata.

    5 consejos para incorporar el mindfulness a tu rutina diaria

  • Tu comida a mediodía debería ser similar al desayuno: A la hora de la comida es aconsejable seguir la misma dieta que en el desayuno: proteína, fibra y grasas saludables, y además deberías añadir granos enteros.
  • Cuida tus ojos: Estar todo el día sentado frente a una pantalla no es bueno, pero en algunos trabajos es inevitable. Procura poner en práctica la regla 20-20-20: cada 20 minutos aparta tu vista del ordenador y mira algo que esté a aproximadamente 20 pies (6 metros) durante 20 segundos.
  • No consumas demasiada cafeína al día: El consumo máximo de cafeína al día recomendado para un adulto son 400 mg, así que intenta no superarlo. Consulta cuánta cafeína tienen las bebidas más populares y limita su consumo.
  • Ni te acerques a las máquinas de vending: No caigas en la tentación de comprarte una bolsa de patatas fritas o una chocolatina en la máquina expendedora. En cambio, prepara snacks saludables para mantenerte energético a lo largo del día, como sandwiches ricos en fibra, crudités, fruta o nueces.
  • Limita el consumo de alcohol: Beber alcohol de forma frecuente no es bueno, aunque sea en cantidades reducidas. Si puedes mejor limita el consumo de alcohol a situaciones especiales, y siempre con moderación. Eso si, esto no es aplicable al vino tinto: una copa al día puede ser muy beneficioso para la salud.
  • Apaga el móvil al menos 30 minutos antes de dormirte: Todas las rutinas nocturnas incluyen este hábito: no mires la pantalla de tu smartphone antes de dormir. En cambio, prueba a leer un buen libro, dormirás y descansarás mejor.
  • Cambia tus sábanas cada 7 días: Es importante que duermas entre sábanas limpias para evitar enfermedades. Cámbialos cada 7 días y cuida tu bienestar físico; también estarás más cómodo y te hará sentirte mejor.

Vía | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!