Salud

Esta ‘gorra’ puede duplicar la tasa de supervivencia en pacientes con cáncer cerebral

Mediante campos eléctricos, los creadores de esta particular gorra han demostrado que pueden mejorar la esperanza de vida de pacientes con glioblastomas multiformes.

Es complicado definir el último invento de Novocure, presentado en la reunión anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer. Y es que, después de los buenos estudios preliminares, esta compañía ha decidido lanzar una suerte de gorra eléctrica capaz de mejorar la tasa de supervivencia en pacientes con cáncer cerebral.

En ese sentido, Novocure ha llevado a cabo un ensayo clínico durante más de cinco años con cerca de 700 pacientes con glioblastoma multiforme (uno de los tipos de cáncer más agresivos y el más mortal de aquellos que afectan al sistema nervioso central en adultos), en el que demuestran cómo este invento -unido siempre a la quimioterapia estándar- logra duplicar la tasa de supervivencia de estos enfermos, desde el 5% al 13%. Igualmente, la media de supervivencia global pasó de 16 meses entre los pacientes que se sometieron sólo a quimioterapia a  21 meses en aquellos a los que se añadió esta gorra al tratamiento.

El secreto del peculiar gorro es, realmente, muy sencillo. El dispositivo envía campos de electricidad alterna en una frecuencia intermedia (200 kHz) con el propósito de interrumpir la división celular de las zonas afectadas. De esta manera se evita que las células alineen correctamente sus cromosomas durante la división celular, provocando la muerte de las mismas. Y si bien afecta a células sanas que a las cancerosas, sus impulsores defienden que la inmensa mayoría de células que se dividen en cerebros de adultos con cáncer son pertenecientes a tumores.

Los pacientes deben usar la gorra -llamada Optune- al menos 18 horas todos los días, colocando sobre sus cabezas las tiras de electrodos que van conectados a un pequeño generador que puede ir cargado en una bolsa. Desde la compañía aseguran que los enfermos pueden llevar una vida perfectamente normal mientras llevan puesto el dispositivo, tan sólo notando un pequeño calentamiento en su cuero cabelludo.

Eso sí, el precio de este particular sombrero no es apto para cualquier bolsillo: 700 dólares por día, según informa la agencia AP, con lo que una vez se confirme su efectividad supondrá un importante desembolso para el sistema sanitario. Por otro lado, NovoCure está trabajando ya en el tratamiento de otras formas de cáncer mediante los campos eléctricos, incluyendo el cáncer de páncreas avanzado.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.