Salud

Esta calculadora predice cuántos años de vida saludables te quedan

calcular años de vida saludable

La Universidad de Connecticut desarrolla una calculadora capaz de predecir cuántos años de vida saludable le quedan a una persona. Entre los factores que ayudan a ampliar nuestros años de salud destacan la alimentación y las horas de sueño.

Todo el mundo entiende los beneficios de vivir una vida larga y saludable. Pero más allá del propio beneficio individual, esto también tiene implicaciones para la industria y la sociedad. Los costes médicos, la planificación financiera de la jubilación o los servicios de apoyo a la tercera edad  están directamente relacionados con el estado de salud de un individuo o  una comunidad.

Por ello, investigadores de la Universidad de Connecticut han decidido desarrollar una calculadora que puede adivinar la vida saludable que le queda a una persona.

Esta “esperanza de vida saludable” se refiere al tiempo que le queda a una persona antes de volverse enfermizo o dejar de gozar de una salud plena. Es decir, los posibles años que una persona se espera viva antes de Definimos entrar  de incapacidad lo suficientemente grave como para que no haya recuperación y permanezca así hasta su muerte.

Así los investigadores del Goldenson Center  de la Universidad de Conneticut han desarrollado una herramienta gratuita online que permite calcular la esperanza de vida saludable, enfermiza y total de una persona.

Una calculadora que aúnque aún está en proceso, tiene como objetivo concienciar a las personas de sus hábitos saludables. Y es que, más allá de imprevistos que la herramienta no puede controlar, el contar con una mayor o menor esperanza de vida saludable depende en gran medida de nosotros mismos.

Ni ejercicio ni dieta: si quieres tener una vida saludable lo que necesitas es dormir (bien)

Imagínate a un hombre sano de 60 años que hace ejercicio regularmente, tiene una dieta saludable e índice de masa corporal saludable y duerme al menos ocho horas cada noche. Según la estimación realizada por la calculadora, podría tener 13 años adicionales de vida saludable en comparación con su contraparte no saludable. Eso significa que contará con 13 años más de calidad de vida para disfrutar de sus pasiones y seres queridos.

Entonces, ¿qué factores contribuyen a una mejor esperanza de vida saludable? Dos elementos que no están relacionados con el estilo de vida son la edad y el sexo. En igualdad de condiciones, la esperanza de vida saludable disminuye con la edad, mientras que entre sexos, las mujeres tienen una esperanza de vida más larga que los hombres.

Entre los factores que sí que podemos controlar se encuentran la dieta, el ejercicio y el sueño. Tres elementos que impactan positivamente en la esperanza de vida saludable si se tienen en cuenta. Otros factores positivos que se han incorporado en el modelo incluyen el nivel de educación, el nivel de ingresos, la percepción del propio estado de salud, el consumo moderado de alcohol, el tabaco y la ausencia de diabetes tipo 2.

Las mejores aplicaciones para perder peso tras las Navidades

Pero más allá de imprevistos, los investigadores advierten que aunque han intentado basarse en modelos lógicos y consistentes, otros factores no tenidos en cuenta como el nivel de estrés  o la actitud positiva hacia la vida podrían también influenciar en la cantidad de años saludables que nos quedan.

Si bien es demasiado pronto para validar la precisión de los cálculos con los datos reales obtenidos dada la breve existencia de la herramienta, el equipo de investigadores prevé que sus resultados puedan ser utilizados por ciertas empresas e instituciones que tienen que ver con la edad y la salud.

Por ejemplo, el concepto de esperanza de vida saludable puede ayudar con la planificación financiera de la jubilación o en los productos de seguros, que podían ser diseñados teniendo en cuenta las medidas de expectativa de vida saludable.

Con esta herramienta puedes hacerte una idea de los años de vida saludable que te quedan y ponerte manos a la obra si no consideras que sean suficientes. Recuerda que no se trata de prolongar la vida, sino de prolongar la calidad de la vida que nos queda.

Vía | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.