Salud

Esperma modificado genéticamente contra el Alzheimer: el nuevo proyecto de Harvard

espermatozoide

El debate sobre usar la modificación genética para crear humanos resistentes a determinadas enfermedades no se queda en China. En Estados Unidos científicos de la Universidad de Harvard están creando esperma modificado genéticamente para reducir el riesgo de Alzheimer.

La semana pasada un científico chino desató una polémica mundial tras anunciar que había creado bebés modificados genéticamente para ser resistentes al VIH. Mientras que el fin en sí es positivo, usar la técnica CRISPR para modificar humanos es considerado peligroso, dado que aún se encuentra en una fase muy temprana. También surge otro debate sobre la eticidad de la práctica.

No obstante, dicho debate no se queda en China. En EEUU investigadores también aúnan sus esfuerzos por crear una próxima generación de ‘superhumanos’. El científico Werner Neuhausser de la Universidad de Harvard ha explicado que pretende usar CRISPR para modificar esperma genéticamente con el fin de reducir el riesgo de padecer Alzheimer, informa MIT Technology Review.

Es importante recalcar que, a diferencia de China, Neuhuasser no ha trabajado con embriones por lo que no ha intentado crear un bebé modificado genéticamente, y tampoco es su intención por ahora.

Junto a su compañero Denis Vaughan, Neuhausser editará el esperma para cambiar un gen llamado ApoE, fuertemente vinculado al riesgo de aparición de Alzheimer. Están empleando la nueva versión de CRISPR desarrollado por el científico David Liu, que permite cambios de una sola letra en pares de bases de ADN.  El proyecto todavía está en una fase muy temprana y aún no han probado su eficacia.

Para el científico, la modificación genética del esperma será una práctica común en el futuro. “Las personas irán a clínicas, someterán sus genomas a pruebas y tendrán el bebé más saludable que puedan tener“, predice el investigador. Eso sí, Neuhausser concuerda con que el investigador chino He Jiankiu se ha adelantado demasiado sin contar con los permisos adecuados. “No creo que la investigación sea controvertida, pero todo el mundo está de acuerdo con que debería mantenerse lejos de los pacientes por ahora“, explica.

George Daley, otro investigador de la Universidad de Harvard, defiende que un primer mal uso no debería distraernos del increíble poder que podría tener la nueva tecnología en caso de usarse correctamente.

Usan CRISPR para crear cerdos que podrían donarnos sus órganos

No obstante, son muchos los que descartan completamente la idea de editar humanos genéticamente calificándolo como poco ético y peligroso. Así, científicos como Neuhausser lo tendrán difícil para avanzar por las estrictas regulaciones en EEUU, y ha estudiado la posibilidad de avanzar desde China.

Sin embargo, los investigadores de Harvard recalcan el buen fin que tiene la tecnología, pudiendo criar niños libres de enfermedades, e incluso salvar a la civilización de algún virus que aparezca en el futuro contra el que no haya cura. “Como especies necesitamos mantener la flexibilidad para afrontar amenazas del futuro, para tomar el control de nuestra herencia“, afirmó Daley.

Habrá que esperar para ver si dicha práctica realmente se puede llevar a cabo sin poner en riesgo a los humanos, intentando a su vez evitar que la tecnología se adelante una vez más a las regulaciones.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.