Salud

España podría superar a Japón en esperanza de vida para 2040

ancianos japoneses

De seguir las tendencias recientes de salud, nuestro país podría subir hasta situarse en el primer lugar en el ranking mundial en 2040 con una esperanza de vida promedio de 85,8 años, lo que supone un aumento medio de 2,8 años respecto a la actualidad.

A nadie se le escapa el cambio demográfico que vive Europa (y la inmensa mayoría del mundo desarrollado), con una baja tasa de natalidad y una esperanza de vida cada vez mayor. En este último aspecto, nuestro país puede estar bien orgulloso de comandar un buen sistema sanitario y un estilo de vida óptimo: España presenta una esperanza de vida promedio de 82,9 años en 2016, lo que nos coloca en la cuarta plaza entre los 195 principales países del mundo.

Pero más interesante (y desafiante para los sistemas públicos de pensiones o las estructuras sanitarias y asistenciales) es que esta tendencia seguirá su curso. Y ahí es donde España podría colocarse a la cabeza: de seguir las tendencias recientes de salud, nuestro país podría subir hasta situarse en el primer lugar en 2040 con una esperanza de vida promedio de 85,8 años, lo que supone un aumento medio de 2,8 años (desde 4,5 años en el mejor escenario de salud a solo 0,8 años en el peor).

Esto implicaría superar a Japón, primero en el ranking de 2016 (con una media de esperanza de vida de 83,7 años), que ocupará el segundo lugar en 2040 (con una media de 85,7 años). Así lo asegura un estudio, publicado en la revista The Lancet y recogido por SINC, según el cual Estados Unidos en 2016 se ubicó en el 43° lugar, con un promedio de esperanza de vida de 78,7 años y, para 2040, se pronostica que la esperanza de vida aumentará solo 1,1 años a 79,8, pero bajando de rango al lugar 64.

El 90% de las enfermedades cardiovasculares son evitables, los cánceres solo un 40%

La investigación muestra que es probable que todos los países experimenten al menos un ligero aumento en la esperanza de vida. Además, el estudio proyecta un aumento significativo en las muertes por enfermedades no transmisibles, como diabetes, EPOC o cáncer de pulmón. Y entre las principales causas de defunción prematura, según los científicos, encontramos la presión arterial alta, el índice de masa corporal alto, un elevado nivel de azúcar en sangre, el consumo de tabaco y de alcohol. La contaminación del aire ocupa el sexto lugar. Además, el análisis expone un riesgo sustancial de que la mortalidad por VIH o sida repunte, lo que podría suponer un retroceso en los aumentos recientes en la esperanza de vida en varias naciones del África subsahariana.

Si miramos al caso particular de nuestro país, en 2016, las 10 principales causas de muerte prematura en España fueron la cardiopatía isquémica, alzhéimer, cáncer de pulmón, accidente cerebrovascular, EPOC, cáncer de colon y recto, cáncer de mama, suicidio, otras enfermedades cardiovasculares e infecciones respiratorias bajas. No obstante, en 2040 se espera que los motivos principales sean alzhéimer, cardiopatía isquémica, cáncer de pulmón, EPOC, cáncer de colon y recto, accidente cerebrovascular, enfermedad renal crónica, otras enfermedades cardiovasculares, cáncer de páncreas y diabetes.

Mientras que España, Japón, Singapur, Suiza, Portugal, Italia, Israel, Francia, Luxemburgo y Australia ocupan el top 10 de las naciones con mayores esperanzas de vida, los países que ocupan los últimos lugares son Lesotho, Swazilandia, República Centroafricana y Sudáfrica.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.