Salud

¿Es mejor ducharse por la noche o por la mañana?

ducharse-noche-manana

Seguramente te hayas preguntado en alguna ocasión si es mejor ducharse por las noches o por las mañanas. Arrojamos algo de luz sobre esta controvertida cuestión en base a los análisis de especialistas e investigaciones.

Lo de ducharse de noche o por la mañana parece el mismo debate eterno que salpica y divide a aquellas personas que fielmente son de tortilla con o sin cebolla, dormir con o sin luz o preferir Colacao o Nesquick. Salvo por circunstancias excepcionales, viajes u horarios de trabajo cambiantes, son muchas las personas que siempre tienen la misma rutina cuando hablamos de higiene corporal.

¿Cuánto hay que ducharse para estar a la vez limpio y sano?

La ducha siempre ha generado dudas en nuestra sociedad, tanto en lo referente al número de veces que es preciso ducharse a la semana, si hay que hacerlo todos los días, cuáles son sus efectos para nuestra piel, cada cuánto hay que lavarse el pelo o cuál es la temperatura apropiada del agua. Shelly Carson, doctora en psicología de Harvard y profesora de dicha universidad ha aportado las claves en un artículo publicado por el New York Times.

La primera pista es que no existe una respuesta absoluta y contundente, sino que dependiendo del efecto que quieras lograr con la ducha deberás optar por una u otra franja del día. Lo fundamental es adaptar el momento de ponerte bajo la alcachofa a los niveles de estrés que experimentes.

¿A qué hora del día me ducho?

Si te duchas por la mañana llegarás al trabajo relajado pero manteniéndote en alerta y con la creatividad en auge. Por tanto, si padeces estrés o ansiedad en el trabajo, te encuentras bajo una gran presión debido a los proyectos que asumes en la actualidad o precisas mantener activa tu creatividad y no bloquearte a lo largo de la jornada, una ducha matutina te aportará todos estos beneficios.

Por otra parte, la autora Janet Kennedy recomienda las duchas por las mañanas para aquellas personas a las que les cuesta despertarse, apostando por el agua fresquita para no elevar la temperatura del cuerpo de forma demasiado radical.

Estos son los 10 alimentos que debes cenar para dormir bien

En contrapartida, si te duchas de noche te irás a cama relajado y obtendrás un descanso de calidad, según las investigaciones de Carson. Por tanto, la ducha nocturna es idónea para aquellas personas que no pueden desconectar del trabajo, que padecen insomnio o tienen tensión muscular. El agua regulará tu temperatura corporal, te inducirá el sueño y contribuirá a regular tu ritmo circadiano.

Cabe recordar que es fundamental que la temperatura sea, al menos, tirando a templada, puesto que tu epidermis podría resultar dañada por las altas temperaturas, irritando y secando tu piel. Y también destacamos que lo bueno, si breve, dos veces bueno. El planeta te agradecerá duchas cortas y a temperaturas bajas. En cuanto a la duración, lo ideal es que se sitúen entre cinco y diez minutos. 

Fuente | The New York Times

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.