Salud

El absurdo de la semana: EEUU prohíbe decir que una comida lleva “amor”

¿Crees que el ingrediente secreto de tu rica comida es el amor? Para la FDA, la magia en los fogones no existe.

Estamos acostumbrados a decisiones cuanto menos arbitrarias, cuanto más absurdas, de los reguladores. Y cuando sus manos tocan el delicado tema de la alimentación, la cosa puede volverse de lo más ridículamente extrema. Eso es lo que acaba de suceder en Estados Unidos, donde la FDA acaba de prohibir que las comidas puedan llevar en su etiquetado el “amor” o el “hecho con amor”.

Suponemos que siguiendo la estela de la UE (que prohibió usar atributos no demostrados científicamente en el etiquetado de los productos alimenticios), la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos parece quererle plantar cara a los ingredientes inexistentes. Todo proviene de una inspección a una pastelería (Nashoba Brook Bakery), en la cual encontraron algunas anomalías de distinta índole… y los envases de la discordia con el “amor” por bandera.

7 alimentos saludables que deberías comer este otoño

“Los ingredientes que se deben declarar en la etiqueta de los alimentos deben estar enumerados por su nombre común. ‘Amor’ no es un nombre común de un ingrediente“, dice la FDA en su frío informe, carente del latido de un corazón enamorado. ¡Qué manera de cargarse la magia y el romanticismo de los fogones! Según el regulador, la forma ideal de expresar que esa comida está preparada con todo el cariño del mundo es considerarlo no como un ingrediente sino como un “material intermedio”.

Eso sí, por suerte, la FDA ha aclarado que puede seguirse usando el término “amor” en la etiqueta siempre y cuando no se haga en la zona de información nutricional sino en las áreas dedicadas al branding propio del producto, al mismo nivel que el logo del alimento o de la marca en cuestión. Una salida más o menos digna al amor que muchos sentimos por la comida y que ningún regulador del mundo podrá obviar que existe cuando un buen cocinero está a los mandos de las sartenes y los hornos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.