Salud

¿Cuál es la diferencia entre sentirse estresado y tener ansiedad?

¿Cuál es la diferencia entre sentirse ansioso y tener ansiedad?

Todos experimentamos situaciones cotidianas de estrés pero, ¿es lo mismo padecer estrés que sufrir de ansiedad? Aportamos algunas claves para diferenciar estos dos fenómenos, que también guardan cierta vinculación.

Para diferenciar entre estrés y ansiedad, es importante recalcar la importancia que tiene la intensidad de la sensación y el origen de la misma. Karen Cassiday, presidenta de la Asociación de Ansiedad y Depresión de América afirma que la sensación física es la misma: es la intensidad lo que importa, la duración y el efecto que comporta en la vida de una persona. Mientras que ella fuente del estrés es una situación que el organismo percibe como amenazante, desencadenando determinadas respuestas fisiológicas, la ansiedad no siempre tiene un origen o una causa conocido por la persona que lo padece.

Cuando experimentamos estrés sentimos ansiedad -cuyos síntomas son, entre otros, fatiga, opresión en el pecho, falta de aire, rigidez muscular, mareo, cambios en el apetito o problemas de sueño-, pero si no se trata de un episodio puntual sino de un trastorno, es importante recibir un diagnóstico y tomar las medidas apropiadas para controlarla, especialmente si se prolonga durante varios meses y la persona tiene problemas para dormir, estudiar, trabajar o disfrutar de una vida plena. En algunas ocasiones es preciso ingerir medicación y en otras, acudir a terapia. 

Esta calculadora mide tu riesgo de sufrir ansiedad, depresión o alcoholismo

Según el centro de psicología Santiago Cid, es importante destacar que la ansiedad es la respuesta fisiológica de alarma, la cual nos prepara para escapar o luchar ante una amenaza. Por ello, es importante diferenciar entre ansiedad razonable y ansiedad no razonable o patológica, la cual propicia trastornos de ansiedad. 

Según Karen Cassiday, la terapia conversacional y la medicación comportan un gran alivio a las personas que empiezan a experimentar los síntomas de la ansiedad. También existen aplicaciones gratuitas como Self Anxiety Management, además de alternativas útiles como el yoga y las técnicas de relajación y respiración, recomendables para calmar los síntomas de la ansiedad.

Volviendo a ahondar en la relación entre ansiedad y estrés, la primera es una respuesta emocional al mismo pero también se puede desencadenar sin factores externos -el foco del estrés suelen ser preocupaciones familiares, laborales o problemas personales-. En cuanto a los sentimientos el estrés está más asociado a la frustración y al nerviosismo, mientras que la ansiedad obedece más al miedo y a la preocupación.

Diferencia clave entre ansiedad y estrés

Cuando la es ansiedad razonable, la intensidad de la misma es acorde con la situación -objetivamente peligrosa- y se acaba con la misma, siendo útil y necesaria para protegernos de los peligros.

Cuando la ansiedad es patológica, interpretamos como peligrosas situaciones , síntomas o pensamientos que en realidad no lo son y la intensidad de la ansiedad no va acorde con la situación objetiva, sino que es muy alta y prolongada en el tiempo, por lo que excede a una situación concreta de peligro. Cuando sufrimos estrés, la intensidad es acorde con la importancia de la demanda planteada y es siempre inferior a la de la ansiedad no razonable, como destacan desde Santiago Cid.

Fuente | Mentalfloss

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.