Salud

Desayunar poco: un riesgo para la salud cardiovascular

desayuno

¿Quieres proteger tu salud cardiovascular? Un estudio revela que desayunar menos de 100 calorías incrementa notablemente el riesgo de lesiones arteroscleróticas.

¿Quieres empezar a tener un estilo de vida más saludable? El primer hábito que deberías de adoptar es desayunar bien cada mañana. Un estudio publicado en ha revelado que desayunar poco o nada incrementa el riesgo de lesiones arteroscleróticas.

Concretamente, un desayuno de menos de 100 calorías (un 5% de las 2.000 calorías diarias recomendadas) es suficiente para provocar esta forma de arteriosclerosis, independientemente de que se presenten otros factores de riesgo cardiovascular.

El estudio publicado en The Journal of American College of Cardiology lo llevó a cabo un equipo español en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III.

Descubren a los habitantes con los corazones más sanos del mundo

A través de un cuestionario analizaron los hábitos alimenticios de 4.052 participantes sin enfermedades cardiovasculares. Se dividieron en 3 grupos: un 27,7% que ingerían en el desayuno más del 20% de calorías diarias recomendadas, un 69,4% que consumían entre un 5% y 20% de las 2.000 calorías diarias recomendadas, y un 2,9 que no desayunaban o no alcanzaban el 5%.

Los resultados revelaron una clara relación entre los desayunos bajos en calorías y el riesgo de lesiones arteroscleróticas; el 2,9% que apenas desayunaba presentaban un número de placas ateroscleróticas hasta 1,5 veces mayor y una afectación de 2,5 veces más.

No desayunar podría ser un verdadero marcador o incluso un factor de riesgo para estas fases iniciales de la enfermedad aterosclerótica“, explicó José María Ordovás, coautor del estudio.

También se ha encontrado relación entre un desayuno escaso y otros factores de riesgo cardiovascular, como un colesterol elevado, hipertensión o diabetes.

Además, el grupo de participantes que se limitaban a desayunar un zumo de naranja o un café – si eso – tendían a presentar hábitos menos saludables que el resto; alto consumo de alcohol, tabaco y mala alimentación.

Vía | sinc

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!