Salud

Cuántas horas debemos dormir de acuerdo a nuestra edad y género, según la ciencia

mujer durmiendo

El número de horas que tenemos que dormir cada noche no solo varía con la edad, también depende de nuestro género. Descubre cuántas horas de sueño necesitas en cada época de tu vida según seas hombre y mujer, y empieza a descansar suficiente cada día.

Para llegar al éxito no solo tienes que trabajar, también necesitas dormir. Si no dormimos bien nuestro nivel de productividad cae en picado y el trabajo que producimos tiene peor calidad.

Además de empeorar nuestro desempeño laboral, la falta de sueño también perjudica nuestro estado de ánimo, provocando que nos atasquemos más en los pensamientos negativos que progresivamente derivan en ansiedad, tristeza e irritabilidad.

A esto se le suman las innumerables consecuencias físicas de no dormir: desde un aumento de peso o envejecimiento de la piel hasta mayor riesgo de sufrir enfermedades como alzheimer o problemas del corazón.

No cabe duda de la importancia que tiene dormir para nuestro bienestar físico, emocional y laboral pero, ¿exactamente cuántas horas hay que dormir para estar descansados? Realmente no hay una respuesta exacta, pues las horas que tenemos que dormir cada noche varían en función de nuestra edad, género y necesidades individuales.

Empezamos nuestra vida durmiendo entre 14 y 17 horas al día, o deberíamos. Desde la Fundación Nacional del Sueño revelaron que los recién nacidos deberían dormir entre 14 y 17 horas al día. Desaconsejan que los bebés de esta edad duerman menos de 11 horas y más de 19.  Los bebés completan sus primeros 12 meses de vida durmiendo entre 12 y 15 horas, para un bebé de entre 4 y 11 meses dormir menos de 10 horas y más de 18 horas no es aconsejable.

A partir de un año de edad hasta los 2 años recomiendan dormir entre 11 horas y 14 horas, siendo desaconsejable dormir menos de 9 y más de 16. Los niños de entre 3 y 5 años deben dormir entre 10 y 13 horas, procurando evitar dormir menos de 8 y más de 14.

Desde los 6 años hasta la adolescencia los niños deberían dormir idealmente entre 9 y 11 horas, no bajando de las 7 horas y no superando las 12 horas. Los adolescentes de entre 14 y 17 años deberían dormir idealmente entre 8 y 10 horas, siendo poco recomendable dormir menos de 7 o más de 11.

Cuando entramos en la vida adulta podemos empezar a dormir algo menos; expertos recomiendan dormir entre 7 y 9 horas cuando tenemos entre 18 y 25 años, procurando siempre no dormir menos de 6 horas al día pero tampoco más de 11 horas. A medida que cumplimos años los científicos aconsejan no dormir demasiado. Un adulto de entre 26 y 64 años debe dormir entre 7 y 9 horas, y no deben bajar de 6 horas. No obstante, la capacidad para dormir mucho deberían disminuir: a partir de los 26 años no aconsejan dormir más de 10 horas.

Cuando cumplas 65 años probablemente tengas más tiempo para estar en la cama, pero lo necesites menos. De esta edad en adelante aconsejan dormir entre 7 y 8 horas, desaconsejando dormir menos de 5 horas y más de 9 horas.

Esta es la mejor postura para dormir bien y evitar dolores de espalda

No obstante, la edad no es lo único que determina cuántas horas debemos dormir cada noche, el género también influye. La propia Fundación Nacional del Sueño reconoce que las mujeres necesitan dormir cada noche de media 20 minutos más que los hombres.

Entre los motivos citan la capacidad de multitarea de las mujeres. Su tendencia a realizar más tareas al mismo tiempo no es un mito, sino resultado de su estructura neuronal, destaca El País. Pese a estar preparadas para la multitarea, se trata de una práctica que cansa por lo que requieren de mayor descanso.

Sin embargo, pese a que deberían dormir más, muchas mujeres se encuentran con dificultades para hacerlo por motivos que varían a lo largo de su vida. Desde el embarazo hasta la menopausia pueden afectar la calidad del sueño de una mujer, además de las causas que afectan a ambos géneros como el insomnio provocado por una preocupación excesiva.

Hay muchas maneras de mejorar nuestra calidad de sueño y dormir mejor, pero expertos aseguran que lo más importante es tener una rutina antes de dormir. Dentro de esa rutina la clave es intentar acostarse y levantarse siempre sobre la misma hora, evitando así lo denominado como jet lag social.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.