Salud

¿Cuáles son los beneficios de la dieta mediterránea y cómo puedo adoptarla?

comida mediterranea

La famosa dieta mediterránea tiene un sin fin de beneficios para nuestra salud. Descubre qué enfermedades ayuda a prevenir y cuál es la mejor manera de seguirla.

En España gozamos de una de las mejores dietas del mundo. La calidad de la comida no sólo es excelente – y un verdadero manjar para el paladar – sino además brinda innumerables ventajas para la salud.

Los ingredientes principales de la dieta mediterránea son verduras, fruta, productos integrales, pasta, arroz y, por supuesto, aceite de oliva. Como alimentos secundarios se consume queso, vino, yogur, nueces, pescado, huevos, pollo y legumbres. Se trata de una dieta muy baja en grasas saturadas.

Eso si, no sólo importan los alimentos que nos llevamos a la boca; también hay que cuidar algunos hábitos para seguir la dieta mediterránea. Una de las reglas de oro de esta dieta es desayunar; como dice la famosa expresión, “desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo“. Intenta siempre tener nueces para picar entre horas, y las crudités siempre son un buen tentempié. Cuando llegue la hora del postre opta por una pieza de fruta.

Es importante consumir lácteos a diario, ya sean yogures o queso, y se recomienda comer pescado entre 2 y 4 veces a la semana. Así, la ingesta de carne roja debe reducirse, siendo mejor optar por carnes magras con poca grasa como pollo o pavo.

El único liquido más importante que el aceite de oliva en la dieta mediterránea es el agua. Recomiendan beber al menos un litro y medio de agua al día; eso si, el vino también es clave, brindando muchas ventajas para nuestra salud siempre que se consuma con moderación.

8 alimentos que duran una eternidad

La dieta mediterránea no sólo es una forma de alimentarse, también es un estilo de vida y una herencia cultural. La clave está en disfrutar de la comida, y de los beneficios de comer sano. Así, tampoco se vale por si sola, clave es combinarla también con ejercicio, para sacar aún más ventajas.

Si quieres adoptar la dieta mediterránea cuando vayas al supermercado evita las comidas procesadas y refinadas, y también intenta siempre comprar productos integrales. Poco a poco tu cuerpo comenzará a notar los beneficios de la dieta.

Beneficios de la dieta mediterránea

  • Corazón y circulación: Al tener más grasas monoinsaturadas, la dieta mediterránea mejora la salud cardíaca y circulatoria. Favorece los niveles de colesterol, evitando que se bloqueen las arterías y consecuentemente la aparición de enfermedades cardiovasculares o tensión alta.
  • Sistema digestivo: Su alto contenido en fibra favorece la digestión. Así que ya sabes, opta por legumbres y verduras si quieres mejorar tu digestión.
  • Control de peso: La clave de la dieta mediterránea también es controlar el tamaño de las porciones. Si son limitadas esta dieta te ayudará a perder peso; de hecho, expertos indican que la dieta mediterránea es mejor incluso que las dietas bajas en grasas.
  • Diabetes tipo 2: Al ayudar a bajar de peso, la dieta mediterránea es muy buena para prevenir la aparición de diabetes tipo 2; además, su alto contenido en fibra mantiene los niveles de azúcar en sangre estables.
  • Mayor esperanza de vida: La esperanza de vida es mayor en países que siguen la dieta mediterránea, y no es sorprendente, ya que esta dieta favorece el funcionamiento de los órganos, como el corazón y los riñones, y mejora el bienestar físico.

Vía | The Telegraph

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!