Salud

CRISPR: del laboratorio genético a una industria de 1.715 millones en 2023

Editan con CRISPR el ADN de embriones humanos viables

La industria relacionada con CRISPR crecerá un 25% anual durante el próximo lustro, incluyendo tanto los productos (enzimas, kits, gRNA, bibliotecas, herramientas de diseño), servicios (diseño de gRNA, ingeniería de línea celular) como casos de uso posibles de esta técnica (biomédica, agrícola).

Desde que el español Francis Mojica descubriera los fundamentos de CRISPR (en inglés: clustered regularly interspaced short palindromic repeats), muchos son los proyectos científicos que han tratado de usar esta técnica para modificar los genes que causan muchas de las enfermedades más comunes en la actualidad. Esta innovación, todavía en pañales, consiste en utilizar bacterias para seleccionar fragmentos específicos de material genético externo y añadirlo al nuestro propio. O, como ya se dice comúnmente, “un corta y pega genético”.

Sus posibilidades son ingentes: desde el tratamiento del cáncer hasta cultivos modificados genéticamente pueden derivarse del CRISPR, de forma completamente segura. Tanto es así que tanto las farmacéuticas, empresas biotecnológicas, gobiernos y universidades están depositando muchísimas esperanzas (y dineros) en desarrollar CRISPR a gran escala.

No en vano, el mercado potencial para CRISPR es de lo más interesante. De acuerdo a un informe de MarketsandMarkets, esta industria moverá 562 millones de dólares este mismo año, con la previsión de que ascienda a más de 1.715 millones de cara a 2023. Eso supone una tasa de crecimiento anual compuesta del 25% durante el próximo lustro, repartido en todas sus categorías de producto (enzimas, kits, gRNA, bibliotecas, herramientas de diseño), servicios (diseño de gRNA, ingeniería de línea celular) y casos de uso (biomédica, agrícola).

Científicos emplean CRISPR para grabar un GIF en el ADN de una bacteria

Desgranando el documento nos encontramos con que las enzimas (como Cas9) representarán la mayor parte del mercado relacionado con CRISPR, ya que son ingredientes esenciales para su puesta en marcha. De hecho, compañías como Merck KGaA y Thermo Fisher Scientific ya están brindando capacitación práctica a los investigadores en este terreno, lo que aumentará tanto la demanda como la oferta de productos CRISPR en el futuro.

Por su parte, los analistas esperan que el segmento de aplicaciones biomédicas será el de más rápido crecimiento del sector durante los próximos cinco años. Los desarrollos en terapia génica y el descubrimiento de nuevos fármacos y métodos diagnósticos gracias a la aplicación de CRISPR están impulsando el crecimiento de este segmento biomédico.

Y si se preguntan qué compañías están tomando posiciones aventajadas en esta industria genética a punto de explotar, aquí van algunos de los nombres que sobresalen a juicio de estos expertos, con clara dominación de empresas norteamericanas:  Cellecta, Inc. (EE. UU.), Thermo Fisher (EE. UU.), GeneCopoeia, Inc. (EE. UU.), Applied StemCell (EE. UU.), Synthego Corporation (EE. UU.), OriGene Technologies (EE. UU.) , Horizon Discovery (Reino Unido), Merck (Alemania) y GenScript (EE. UU.).

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.