Salud

Crean chicles que cambian de sabor cuando detectan ciertas bacterias

Escrito por Marcos Merino

Un grupo de investigadores alemanes han anunciado en Nature el éxito de un sistema de diagnóstico basado en el uso de goma de mascar.

Los implantes dentales llevan aparejada una tasa de rechazo de entre el 6% y el 15%, lo que conlleva que en los meses o años posteriores a su colocación, los pacientes pueden desarrollar una respuesta inflamatoria al implante. En el peor de los casos, esto puede desembocar en la destrucción bacteriana del tejido blando y el hueso de la mandíbula en la zona circundante. Por ello, resultaría tremendamente útil contar con un método rápido y asequible para detectar la clase de bacterias responsable de este problema bucal.

Y eso es lo que asegura haber logrado un grupo de investigadores farmacéuticos de la Universidad Julius Maximilians de Wurzburgo (Alemania) usando… chicle. Concretamente un chicle que al ser mascado libera enzimas que se degradan cuando la bacteria en cuestión está presente en la saliva, degradando a su vez un ingrediente de la goma de mascar, lo que lo dota de un sabor amargo que permite así al consumidor saber de forma inmediata que debe visitar a su dentista con el fin de que confirme el diagnóstico.

Ahora, “cualquier persona puede utilizar este nuevo método de diagnóstico en cualquier momento y en cualquier lugar, sin necesidad de ningún equipamiento”, dice el profesor Lorenz Meinel, miembro del equipo autor del paper publicado ahora por la revista Nature Communications con el título “Diagnosing peri-implant disease using the tongue as a 24/7 detector“.

El lanzamiento comercial de estos chicles deberá esperar aún 2-3 años, pero la elaboración de pruebas rápidas para detectar otros problemas médicos mediante chicles es algo que se encuentra ya en desarrollo: “Esperamos ser capaces de diagnosticar otras enfermedades con nuestro sistema de diagnóstico ‘cualquier persona – en cualquier lugar – en cualquier momento’ para luchar contra las mismas tan pronto como nos sea posible”, explica Meinel. El siguiente paso de sus creadores será crear una empresa capaz de gestionar su comercialización.

Vía | IDW

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.