Salud

Consejos y trucos para evitar el Jet Lag de forma efectiva

Trucos y consejos para evitar el Jet Lag

Jet Lag consiste en una alteración de los ritmos biológicos de tu cuerpo que se producen al viajar largas distancias a través de diferentes husos horarios, de este a oeste, o de oeste a este. ¿Quieres saber cuáles son los mejores trucos para combatirlo?

Tu reloj biológico, responsable de controlar el ritmo circadiano de tu cuerpo y que responde a señales externas como la luz solar para sincronizar el tiempo interno del cuerpo con el de su entorno, puede resentirse con la aparición del jet lag, definido como el desajuste temporal de las funciones del cuerpo humano tras un viaje largo en avión. ¿Existe algún truco para evitar el jet lag de forma efectiva?

La distancia y la dirección a la que viajas incide sobre cómo responde tu organismo. Por ejemplo, es habitual recuperarse de forma más rápida cuando viajas hacia el oeste, según un estudio publicado en la revista Chaos el año pasado.

Esto sucede porque el ritmo circadiano natural de una persona promedio es un poco mayor de 24 horas, y esa cantidad extra de unos 30 minutos puede explicar los problemas para readaptarse a los horarios, equivaliendo incluso a días cuando se viaja a través de varias zonas horarias. Hacia el este, la tendencia natural de nuestro reloj es a retrasar, por lo que los viajes que implican adelantar nuestro horario y acortar el día nos cuestan más que los que suponen prolongarlo.

¿Cuáles son los países más baratos para viajar en avión?

Si viajas hacia el oeste, los expertos -usando modelos matemáticos- señalan que necesitarías algo menos de cuatro días para recuperarte de cruzar tres zonas horarias, seis días para seis zonas horarias, poco menos de ocho días para cruzar nueve zonas horarias y alrededor de nueve días para cruzar 12 zonas horarias. Al volar hacia el oeste, los períodos de ajuste son más largos: un poco más de cuatro días para recuperarte de cruzar tres husos horarios, y así sucesivamente.

Los síntomas del jet lag son cansancio general y fatiga, dolores de cabeza, problemas digestivos en forma de vómitos o diarrea, confusión, irritabilidad, falta de memoria, desgana y sueño durante el día, por lo que resultan muy incómodos a la hora de disfrutar de un viaje. A continuación, te damos algunas claves y trucos para combatir y evitar el jet lag.

Fuente | Wikipedia.org

Cómo combatir y superar el jet lag

  • Prepárate con antelación: Es importante que te adaptes a tu nuevo horario al menos una semana antes del vuelo. Según el huso horario de tu país de destino, acuéstate y levántate más pronto o más tarde. También es recomendable dormir bastantes horas la noche anterior e intentar mejorar la flexibilidad de en los horarios de las comidas.
  • Cuídate durante el vuelo: Lleva antifaz, tapones y cojín para descansar durante el vuelo, evita el consumo de bebidas alcohólicas -ya que te deshidratan y aumentan la fatiga-, si aterrizas de noche evita el café, da un paseo por el avión y realiza algún ejercicio si el vuelo es de muchas horas y no olvides beber mucha agua.

  • La exposición a la luz mejora el jet lag y reestablece más rápido el reloj biológico y el ritmo circadiano: Por lo tanto, intenta exponerte a los rayos del sol, permanece en el exterior en la medida de lo posible. Además, en un estudio de octubre de 2016 en la revista Cell Metabolism, los investigadores informaron de que pequeños cambios en los niveles de oxígeno en el aire podrían ayudar a restablecer el reloj biológico en ratones. Aquellos expuestos al aire con niveles ligeramente más bajos de oxígeno de lo normal se ajustaron más rápidamente a un nuevo ritmo circadiano que los ratones que recibieron niveles estables de oxígeno.
  • Las escalas mejoran el jet lag: Al igual que para combatir el mal de altura es preciso aclimatarse,un gran truco para evitar el jet lag es pasar un día por lo menos en un destino intermedio. Recuerda que si puedes viajar en rutas hacia el oeste, te recuperarás antes. Al bajar del avión, estira los músculos para recuperarte de la rigidez y realiza ejercicios para disparar las endorfinas.
  • El primer día descansa todo lo que puedas para adaptar progresivamente tu reloj a los horarios locales de sueño y comidas.
  • Ten cuidado con el jet lag social: Si mantienes un horario diferente de sueño y comidas entre la semana y el fin de semana, por ejemplo, puedes sufrir jet lag social, causando un desajuste entre el reloj biológico y el tiempo real. Las personas con patrones de sueño más irregulares tienen más posibilidades de sufrir obsesidad y otros marcadores no saludables, además de disfunciones metabólicas.

Estos son sólo algunos trucos para combatir y evitar el jet lag, ¿conoces alguno más? ¿qué haces para evitar el jet lag en tus viajes de trabajo y vacaciones?

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.